Pensionados venezolanos en Cataluña también protestan

Este domingo 11 de febrero será la concentración en Barcelona de decenas de jubilados que le exigen al gobierno de Nicolás Maduro y en particular al Instituto Venezolano de Seguros Sociales cumplir con el pago de sus pensiones, retenidas sin razón alguna desde hace 26 meses

 

“Mis huesos no pueden con este frío, pero igual iré a marchar”. Gloria nació en Caicara del Orinoco hace 72 años y vive en España desde 2007. Su hija menor, casada con un empresario catalán, decidió traérsela a Europa luego de que esta maestra jubilada enviudó y quedara a merced del hampa que se había adueñado del sector donde residía en Caracas.

Ahora, abuela de dos niñas y residente en España ve en riesgo su autosuficiencia económica: desde hace año y medio no cobra su pensión del Instituto Venezolano de Seguro Social a la que tiene derecho constitucional de recibir en su equivalente en euros, tal y como los funcionarios de la embajada y consulados asentados en cualquier país europeo obtienen sin demoras.

De igual modo que Gloria de Centeno, más de un centenar de venezolanos residentes en España, no cejan en su reclamo para que el gobierno de Nicolás Maduro cumpla con un requerimiento legal que España con sus connaturales en Venezuela. La grave situación que enfrentan los pensionados en el exterior empeora con el pasar de los días.

En España hay 9.200 venezolanos que no han podido cobrar su pensión desde hace 36 meses-

EXIGIR LO QUE LES PERTENECE
Se sabe que en España hay 9.200 venezolanos que no han podido cobrar su pensión desde hace 36 meses, mientras que en el resto del mundo la cifra asciende a 13.500 personas afectadas. La mayoría tienen entre 75-90 años de edad y como es obvio no tienen la posibilidad de poder conseguir algún trabajo.

Es por eso que Gloria de Centeno retará el frío extremo que anuncian para el fin de semana, y afirma que estará con sus compatriotas jubilados en la concentración programada para este domingo 11 de febrero en la Plaza Cataluña, en Barcelona, para exigir el pago de su jubilación atrasada.

Ya lo denunció en Madrid el pasado domingo el presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionados Venezolanos, Pedro Ontiveros: los pensionados venezolanos en el exterior están “pasando las de caín”, a pesar de quejas formales a los organismos competentes tanto en Venezuela como en otros países, los pensionados en el exterior no han recibido ninguna respuesta formal.

“Nos ganamos nuestra pensión, eso no es un regalo… es un derecho que el Gobierno venezolano está incumpliendo”, explica este venezolano que ha asumido la causa que lo afecta a él y varios de sus compatriotas, por culpa de la falta de respuesta y cobro de su derecho, los pensionados en el exterior han acudido a Caritas, la Cruz roja y el Banco de Alimentos, quienes los han ayudado con algunos medicamentos y comidas básicas para que no caigan en estado de mendicidad.

Es por ello que este domingo 11 de febrero, la cita de decenas de pensionados y jubilados venezolanos en Plaza de Cataluña tendrá la fuerza suficiente para que Gloria Centeno y otros abuelos venezolanos asistan a la concentración donde multiplicarán sus voces de protestas y el gobierno venezolano cumpla con lo que está establecido en la ley.

Deja un comentario