La modernización china y la transición en Venezuela

TOMÁS PÁEZ

 “Todo lo que está sucediendo en Venezuela lo veo mal. Me preocupa, me desespera porque cada día está peor, cada día más gente sufre las consecuencias, cada día vale menos la vida de la gente, cada vez se violan más los derechos humanos y claramente Latinoamérica no puede darle la espalda a lo que está sucediendo”,

Presidente de Argentina, Mauricio Macri

La lectura de la biografía de “Deng Xiaoping y la transformación de China”, escrita por Ezra Vogel, permite comprender las consecuencias que acarrea implantar el socialismo en cualquier país y las medidas fundamentales, necesarias para superar ese modelo arcaico y colocar a China en el sendero de la modernidad. Mientras leía veía rasgos similares en la situación en la que hoy se encuentra sumida Venezuela, tanto en lo que respecta al diagnóstico de la situación como en relación con las medidas que será necesario adoptar para poder dar el salto a la modernidad.

Tales cambios le han permitido a China incrementar su relación comercial con Latinoamérica, que era inexistente a principios de este siglo y que hoy se aproxima a cotas del 10%. Además, el gobierno de Venezuela ha contraído con el chino convenios, compromisos y acuerdos que suponen una enorme deuda. La opacidad de los acuerdos, hecho inadmisible en democracia, impide hacer un balance definitivo, pero lo que se ha filtrado a la luz pública contraviene principios constitucionales como el de contraer empréstitos comprometiendo las ventas a futuro del país o la cesión de derechos sobre bloques petroleros o el desarrollo del arco minero, cuyos efectos devastadores sobre el medio ambiente causan preocupación y alarma en Venezuela y el mundo.

tomas-paezMientras leíamos, identificamos las semejanzas de la situación de Venezuela con la de ese país antes del inicio del proceso de modernización:

  1. El régimen chino expresaba su honda animadversión por el ser humanotal cual es y por ello, con absoluta arrogancia, pretendieron crear al “hombre nuevo” a imagen y semejanza del líder que ostentaba el poder. En Venezuela hemos escuchado esa jerigonza una y mil veces.
  2. Había una profunda inquina y un gran resentimiento hacia la propiedad privada y la empresa. Mi impresión es que esta tirria obedecía al hecho de que encontraban allí átomos de democracia, libertad y exigencias de autonomía que no estaban dispuestos a admitir. La rabia al derecho de propiedad se expresaba acusando a los empresarios de especuladores, hambreadores y explotadoresy por ello, en China en su momento y en Venezuela hoy, los expropian y controlan y además inventan una supuesta guerra económica de la empresa en contra del gobierno. “Gobiernizan” a las empresas que pasan a formar parte de sus activos y las ponen al servicio de quienes en ese momento dirigen el gobierno.
  3. Al igual que el chino, el modelo venezolano comparte el hecho de ser el sumun de la privatización. Utilizan los recursos del país como si fuesen propios, parte de la cuenta personal en su banco, y deciden a su bien saber y entender la forma de administrarlos, lo que hacen con una gran opacidad. Se saltan las normas y para ello se valen del sometimiento de los sistemas judicial y legislativo que pierden su carácter y su rol: un régimen de este tipo no puede coexistir con el disenso o la pluralidad, son como el aceite y el agua.

Para muestra es suficiente ver las declaraciones de los portavoces del régimen venezolano solicitando la expulsión de los trabajadores del sector público, quienes amparados en su derecho constitucional solicitan realizar un referendo revocatorio este año para poder acabar con el modelo de la escasez y las penurias. Su arrogancia les lleva a creer que son dueños de las instituciones públicas y de las leyes que manejan a su antojo.

No es para nada casual, no existe modelo socialista de este corte que arroje resultados diferentes4. Venezuela, igual que China en su momento, padece una severa escasez de todo: comida, medicinas, seguridad, servicios de calidad, libertades, empresas y oportunidades de trabajo, lo cual genera tremendas estrecheces sociales y económicas. No es para nada casual, no existe modelo socialista de este corte que arroje resultados diferentes: Cuba, Corea del Norte, China y ahora Venezuela. La escasez que hoy padece el país no alcanza las cotas del periodo del Gran Salto Adelante (1958-1961) que provocó la mayor de las hambrunas del siglo pasado y decenas de millones de muertos.

  1. La manifiesta enemistad contra el individuoes también hostilidad a la propiedad privada y la empresa. Asocia a ésta con egoísmo y al Estado con altruismo. A éste último solo le atañe, dicen, el interés general. Ya Popper K. había detectado esta interesada confusión: “El colectivismo no se opone al egoísmo ni tampoco es idéntico con el altruismo”. Es lo que explica que a diario encontremos información de cómo quienes dicen representar el interés público utilizan los recursos, propiedad de todos los ciudadanos, para fines estrictamente privados(desfalcos, corrupción, ineficiencias, etc.).

Consideran a la empresa y a la propiedad como enemigos a quienes hay que acabar y la sustituyen por la “propiedad colectiva o comunal”, un modelo de cooperación forzada, la más inútil e ineficiente de las formas de colaboración. El individuo sencillamente desaparece, se integra a un colectivo, que depende del Estado y del que es súbdito. Como consecuencia de la destrucción de la capacidad emprendedora del ser humano y de las fuerzas del mercado, se crea la escasez y el hambre que exacerba el “sálvese quien pueda”, transformado de este modo la vida en mera sobrevivencia. En este contexto la cooperación resulta imposible. Esta forma de concebir y anular al individuo está incapacitada para comprender y reconocer la diversidad de expectativas, deseos y creencias individuales.

  1. Esa enemistad acérrima hacia la empresa privada que en China condujo a su eliminación y fue la responsable de la escasez de todo y de provocar la mayor de las hambrunas del siglo pasado, está produciendo en Venezuela niveles de escasez de alimentos y medicinas que ya ha comenzado a cobrar vidas 1. En China, las empresas privadas fueron reemplazadas por comunas y colectivos improductivosque propiciaron la involución de las fuerzas productivas; en Venezuela se impuso un modelo cooperativista (ya fracasado)y el de las comunas se encuentra en proceso de extinción. Como consecuencia de ello ha desaparecido más de la mitad del parque industrial y cerca del 30% del tejido empresarial.

Como contrapartida, el Estado se agiganta hasta límites desconocidos. En el caso de China rozaba el 100% y en el venezolano ya supera el 40% del PIB. Es la consecuencia del acelerado proceso de “gobiernización” (más que estatización) de las empresas que se colocan al servicio del proyecto político del partido en el gobierno.

El proceso de ideologización en Venezuela se expresa en la forma de concebir la educación como sistema de adoctrinamiento y en el de la comunicación

  1. En ambos casos se ha hecho un esfuerzo particular en profundizar el proceso de ideologización. En China ese papel lo desempeñó “la banda de los cuatro”, quienes persiguieron y aniquilaron cualquier disenso; en Venezuela se expresa de diversas maneras: en la forma de concebir la educación como sistema de adoctrinamientoy en el de la comunicación, siguiendo a Gramsci A., a través del ejercicio de la hegemonía comunicacional.
  2. También se encuentran semejanzas en el plano de la apropiación indebidade los recursos que pertenecen a todos los ciudadanos, la hacienda pública. En China cada vez que hay un cambio en la dirección del partido (que se confunde con el Estado) alguien de la fracción perdedora cae en desgracia, es acusado de dolo y es expulsado y apresado. En Venezuela, cada día hay más evidencias de queunos pocos se han apropiado por diversos medios de la hacienda pública 2 Para comenzar se desconoce el paradero de aproximadamente 300 mil millones de dólares.
  3. Igual que en el caso chino y el de la extinta Unión Soviética, el modelo contó con amigos geográficos, al oeste, es decir a la izquierda. Un fenómeno similar ha ocurrido con el gobierno venezolano hasta hace relativamente poco tiempo. Quienes se consideran como habitantes del Oeste, que nacieron a la izquierda y que no admiten mudanza alguna, de hecho la consideran traición. En Argentina denominan a este hecho geográfico, la brecha ideológica y políticaque algunos intentan salvar y otros no cejan en su empeño de ensanchar.

Frente al cúmulo de males congénitos, intrínsecos e indisolubles de ese modelo, insurge Deng Xiaoping y el equipo humano que le correspondió liderar, quienes fueron corresponsables de la situación descrita. Desplegaron un conjunto de políticas de transición y modernización que revisten un interés particular para el proceso de transición que ha comenzado a desarrollarse en Venezuela. Veamos algunas de las políticas medulares de ese proceso de cambio:

Los procesos de transición de aquellas sociedades en las que se instala el socialismo real no resultan fáciles. Destruyen las sociedades en las que se instala

  1. Ezra Vogel sostiene que los procesos de transición de aquellas sociedades en las que se instala el socialismo real no resultan fáciles. Destruyen las sociedades en las que se instala causando daño en todos los planos: social, económico, cultural y físico. El proceso de modernización exige elevadas dosis de unidad y la participación de organismos multilaterales, empresas, instituciones y de todo el capital humano del que dispone el país, tanto en la geografía convencional como en las nuevas fronteras que ha creado el proceso migratorio. Requiere asimismo una elevada dosis de gestión política sin la cual resulta difícil poder avanzar.
  2. La estrategia desarrollada por el liderazgo chino abolió la colectivización, impulsó a la empresa y permitió que el sistema de mercado comenzara a operar, muy tibiamente al principio, lo que se tradujo en resolver en pocos años los terribles problemas de escasez y hambre que padecía toda la sociedad. Comprendían que la empresa es un portentoso mecanismo creador de riqueza, empleo, cohesión social y una semilla democrática. Esto se acompañó con un progresivo proceso de democratización de la propiedad que el Estado poseía de manera exclusiva.

En el caso venezolano la urdimbre, o más bien la maraña de obstáculos que ha creado el gobierno para impedir el funcionamiento de la empresa, hace necesario un laborioso proceso de desmantelamiento de un exuberante tramado de leyes y normas. Las empresas que el régimen “gobiernizó” han fracasado y será necesario reconvertirlas, aquellas que todavía puedan ser recuperadas, en empresas privadas.

  1. Será necesario hacer un esfuerzo, semejante al que hizo el liderazgo chino, para permitir que el sistema de mercado, la competencia y la empresa recuperen la centralidad perdida. Será forzoso modificar un enorme número de leyes que hagan posible crear la confianza para atraer a los inversionistas y emprendedores nacionales e internacionales a objeto de recuperar y reconstruir el país.
  2. Deng Xiaping afirmaba que el capital humano superaba en importancia a los recursos económicos, puesto que se trata del activo más valioso de cualquier país. Sin él se limitan las posibilidades de desarrollo. En consecuencia, se hace indispensable un esfuerzo múltiple para sacar el mejor de los provechos del inmenso potencial que posee el país y que hoy se encuentra desparramado por todo el globo.
  3. El régimen saliente deja al país en el “esterero”, con enormes deudas y compromisos sociales y económicos y con reservas internacionales escasas y absolutamente precarias. Será necesario el concurso de empresas e instituciones para recuperar el país y cuanto antes iniciemos el proceso más pronto podremos responder a la suma de necesidades de toda la población. Como se ve, se trata de un esfuerzo que reclama una muy elevada dosis de unidad y claridad de propósito y objetivos

1 Las denuncias hechas por médicos en hospitales en los que la escasez de medicinas y condiciones sanitarias mínimas se ha cobrado la vida de neonatos y ancianos.

2 Las denuncias de varios exministros del gobierno hablan del enorme robo que se ha producido en Venezuela

Deja un comentario