350 – La nueva etapa de la lucha por la libertad y la democracia

La Unidad Democrática (MUD) anunció que iniciará una nueva etapa de lucha colectiva, con participación de todos los sectores sociales del país, ante la insistente complicidad del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Consejo Nacional Electoral (CNE) para formalizar la Asamblea Constituyente propuesta por Nicolás Maduro.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Julio Borges, en rueda de prensa este martes 20 realizada en el Hotel Pestana en Caracas, leyó un manifiesto contentivo de 10 resoluciones. Al acto asistieron diputados, dirigentes sociales y representantes de los partidos políticos que integran la MUD.

Llamó al pueblo a desconocer la propuesta inconstitucional del gobierno, en aplicación de los artículos 333 y 350 de la Constitución Nacional.

Borges indicó que la Constituyente y otras decisiones del gobierno amenazan los intereses de la República, razón por la cual instó a  la ciudadanía a no esperar hasta el 30 de julio para desconocer esta propuesta inconstitucional y fraudulenta siguiendo el artículo 350, en el que se establece que la población no debe reconocer a un régimen que desafíe los principios democráticos.

Borges exhortó a todas las instituciones, gremios, asociaciones y organizaciones a reunirse en asamblea y rechazar públicamente la constituyente de Maduro. Además de organizarse para realizar una protesta nacional permanente en todo el territorio nacional.

Asimismo, la MUD convoca a los venezolanos a crear “comités de rescate de la democracia” para impedir que el gobierno utilice centros electorales y comunitarios para violar los preceptos constitucionales.

Por último, hizo un llamado especial a la Fuerza Armada Nacional para que cumplan con su obligación como servidores públicos y ciudadanos venezolanos estipulada en los artículos 328 y 333 de la Constitución.

TEXTO EXACTO DEL MANIFIESTO DE LA MUD

Venezuela entera clama por la inmediata salida del régimen dictatorial y el restablecimiento del orden constitucional y democrático, y esto lo podremos lograr con la unidad de los más diversos factores del país, mediante elecciones libres y la renovación de sus instituciones.

Han pasado 81 días de lucha ciudadana en la calle que ha reivindicado el coraje del pueblo y la valentía de los más diversos sectores de la vida nacional. Hoy se congregan las fuerzas de la unidad democrática para ratificar ante los venezolanos su compromiso de restablecer el hilo constitucional y restituir la democracia en Venezuela para enfrentar la fraudulenta pretensión de convocar una supuesta constituyente que busca secuestrar la República y la democracia. La feroz represión de la dictadura ha asesinado a más 80 venezolanos en su mayoría jóvenes, generado más de 15 mil heridos y más de 3 mil presos políticos.

Pero esta feroz represión no ha amilanado el ímpetu de la lucha en las calles en contra del régimen y hoy la dictadura se encuentra más débil. Contamos con el respaldo de la comunidad internacional y el apoyo de importantes sectores y dirigentes que antes no acompañaban nuestra luchas, así como el de instituciones como la Fiscalía General de la República que ha denunciado la ruptura del hilo constitucional, las violaciones de los DD.HH. y el fraude constituyente, razón por la cual hoy su titular está siendo asediada por la dictadura.

El día de hoy es importante recordar que la historia de Venezuela nos ha enseñado que cuando se encuentran en la calle el pueblo y la unidad nacional en causa común por la libertad se derrotan a las tiranías.

La complicidad entre el Poder Ejecutivo, el TSJ y el CNE, para llevar adelante el fraude constituyente, nos impone su desconocimiento desde ya; por ello no podemos esperar bajo ningún concepto hasta el 30 de julio para desconocerla y es indispensable por tanto pasar a una nueva fase de lucha popular que debe integrar a los más diversos sectores de la sociedad y en especial a quienes desde el mismo régimen han denunciado los abusos del poder y la traición a los supremos intereses de la república que a todos nos une.

El art 333 de nuestra carta magna expresa: “Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella. En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.”

En consecuencia declaramos:

Primero: que el actual régimen se ha puesto al margen de la constitución y en consecuencia, su autoridad y decisiones son inconstitucionales y no pueden ser reconocidas ni obedecidas por nadie, de acuerdo al Art 350 de la Constitución Nacional.

Segundo: asumimos el art 333 de nuestra carta magna que nos obliga a restituir el orden constitucional y como consecuencia de ello se impone a toda la sociedad, el desconocimiento de la convocatoria del fraude constituyente, el nombramiento de nuevos poderes públicos y el llamado a elecciones libres para un nuevo gobierno.

Tercero: que entramos en la fase decisiva de la lucha por la democracia y convocamos a todos los sectores sociales y políticos del país a unificar esfuerzos para lograr la sustitución del régimen dictatorial y la restitución del orden constitucional.

Cuarto: Convocamos a todo el pueblo de Venezuela a enfrentar y desconocer activamente el fraude constituyente en todo el territorio nacional .

Quinto: Convocamos a todo el pueblo de Venezuela, especialmente a los sectores sociales y políticos del país, a organizar la gran protesta nacional permanente que se realizará en todo el territorio nacional, al mismo tiempo y hasta lograr el cambio del régimen dictatorial y la restitución del orden constitucional. En consecuencia haremos uso de todos los mecanismos de protesta democráticos y constitucionales que sean necesarios.

Sexto: Hacemos un llamado a todas las instituciones, gremios, asociaciones y organizaciones de la sociedad a reunirse en asamblea y declarar públicamente su rechazo y desconocimiento a la convocatoria fraudulenta de la ANC y su respaldo a la conformación de nuevos poderes públicos y elecciones libres para restituir el orden constitucional.

Séptimo: Llamamos a todo el pueblo, en todas las comunidades a organizarse en “comités de rescate de la democracia” y constituirse en asambleas permanentes para declarar que no permitirán el uso de los centros electorales y centros comunitarios para la violación de la constitución y estar listos para activación de la gran protesta nacional permanente y simultánea.

Octavo: Convocamos al pueblo a mantener la protesta no violenta y continuar la presión de calle popular en las movilizaciones que seguiremos realizando desde la Unidad Democrática para continuar el debilitamiento de la dictadura de cara a los objetivos que nos hemos trazado.

Noveno: Comunicaremos al país los resultados de un gran Acuerdo Nacional para la Gobernabilidad y Rescate de Venezuela que hemos construido entre los actores políticos y diversos sectores de la sociedad para establecer los lineamientos de la Venezuela del mañana.

Décimo: Hacemos un llamado a todas la instituciones y en especial a la FAN, para que en esta crisis hoy más que nunca cumplan con su deber constitucional establecido en el artículo 328 de la Constitución y con su salvaguarda establecida en el 333.

¡Viva Venezuela!

MESA DE LA UNIDAD DEMOCRÁTICA 

 Manifiesto de la MUD-20-de-junio.pdf

 

Deja un comentario