La UE advertirá a Maduro por el uso de la fuerza y pedirá se investigue la violencia

Los ministros de Asuntos Exteriores europeos pedirán respeto por el Estado de Derecho y por la separación de poderes en Venezuela. Al menos 39 personas han muerto en las manifestaciones recientes contra el Gobierno de Maduro

Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE avisarán este lunes al Gobierno de Nicolás Maduro de que “la violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis en el país” para apelar de nuevo a una solución pacífica a la crisis en Venezuela y pedirán que se investiguen “todos los incidentes de violencia” en el marco de las protestas que han dejado al menos 39 muertos desde abril.

Violencia y represión
La oposición, que no ha dejado de manifestarse desde el 4 de abril por los fallos del TSJ que privaron al Parlamento de sus poderes

 

El Gobierno español ha pedido un pronunciamiento claro de los Veintiocho en su reunión del lunes “que demuestre que la Unión Europea está preocupada” por “la situación casi humanitaria de desabastecimiento y por la situación de violencia que se vive en el país” y dejar clara “la urgencia” de resolver la crisis, según fuentes diplomáticas.

Los Veintiocho adoptarán un texto de conclusiones a petición de España, ya consensuadas, pero no habrá un debate como tal sobre Venezuela. El texto es “constructivo” y “positivo”, según fuentes diplomáticas, que admiten “matices” con todo entre “algunos” países partidarios de “poner más énfasis” sobre la preocupación por la Asamblea Constituyente convocada por Maduro y otros “más prudentes”, que defienden “no ser contraproducentes” cuando no se conocen todos los detalles.

“No se trata de condenar ni sancionar. Esto requiere un debate más estructurado”, han explicado fuentes diplomáticas. “Ya veremos si hace falta. Esto es un comienzo. Si se llega a las peores expectativas en Venezuela ya vendrá el momento de hablar de condenas y sanciones”, han precisado.

Maduro anunció el 1 de mayo, con motivo del Día Internacional del Trabajo, su intención de convocar una Asamblea Constituyente para “preservar la paz y estabilidad” de Venezuela, argumentando que es la única forma frente al “golpe de Estado” en marcha y la negativa de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a volver a la mesa de negociaciones.

En el contexto de esta violencia la UE pedirá que se investiguen “todos los incidentes de violencia” que han resultado en la muerte de al menos 39 persona

La coalición opositora, que no ha dejado de manifestarse desde el 4 de abril por los fallos del Tribunal Supremo de Justicia que privaron al Parlamento de sus poderes y a los diputados de su inmunidad, ha criticado la medida y ha pedido a sus seguidores que sigan en las calles.

Los Veintiocho apelarán a todos los actores políticos y las instituciones del país a trabajar de forma “constructiva” para buscar una solución pacífica a la crisis en Venezuela, que respete el Estado de Derecho y los derechos humanos, las instituciones democráticas y la separación de poderes, al tiempo que permita “el establecimiento de un calendario electoral para que el pueblo de Venezuela pueda expresar sus deseos de forma democrática”, según han avanzado a Europa Press fuentes europeas y diplomáticas.

En este contexto, además, reclamarán la liberación de los opositores encarcelados y que se respete su derecho a votar y participar en las elecciones del país. En el contexto del empeoramiento de la violencia, pedirán que se investiguen “todos los incidentes de violencia” que han resultado en la muerte de al menos 39 personas en las manifestaciones recientes contra el Gobierno de Maduro y avisarán de que “la violencia y el uso de la fuerza no resolverán la crisis en el país”.

Por ello, apelarán a “todas las partes a abstenerse de actos de violencia” y expresarán preocupación por la decisión del Gobierno de Maduro de armar a más ‘colectivos’, un paso que podría “alentar más violencia y no contribuye a ninguna solución”, al tiempo que dejarán claro que “los derechos fundamentales” de los venezolanos, incluido el derecho de manifestación pacífica, “deben ser respetados”.

También alertarán de que juzgar a civiles por tribunales militares va en contra del Derecho Internacional. La UE reiterará su disposición de cooperar con las autoridades venezolanas para garantizar la asistencia, protección y seguridad de los más de 600.000 ciudadanos de la UE, incluidos 200.000 españoles, que viven en Venezuela y cuya seguridad y bienestar preocupa a los Veintiocho en el contexto actual.

Publicado en www.lavanguardia.com

Deja un comentario