Me interesa más la poesía como experiencia que como género literario

CARMELO CHILLIDA

El poeta caraqueño Carmelo Chillida presenta su cuarto poemario el 7 de abril, a las 19:45 horas, en la librería Arrebato, en Madrid. Se titula Desde el balcón.

Un género entre los géneros, si de etiquetas se habla, pero más bien una voz propia para expresar todo lo que hay de poesía en el andar cotidiano, una suerte de ars poética reflejada en El sonido y el sentido (1997), Versos caseros (2005) y ¿Un poema de amor? (2011).

Carmelo Chillida (1964) reflexiona que “con el tiempo la literatura o la poesía se van alejando de la realidad real, se van petrificando hasta que sus formas ya no sirven para expresarse, y entonces uno tiene que buscar nuevas formas”. No se trata de “desacralizar” la poesía, subraya; para él, como lo registra el zen: todo es sagrado”.

La obra de Chillida, que algunos llaman antipoesía, o bien lo que él llama “poesía testimonial”, es “bastante autobiográfica y no se rige por convenciones ‘poéticas’”, aunque en ella hay rimas escondidas, aliteraciones, música.

En la experiencia carmelo-chillidalectora de este poemario, el lector va a encontrarse con tres momentos, que bien podrían vivirse como estados de ánimo: el de la primera parte, “Testigo”, una mirada de su voz poética; “Desde el balcón”, que da nombre al libro, una intensa contemplación del Ávila (a sus pies yace Caracas) y un recorrido por la memoria familiar en presente que revive en cada verso. Las experiencias de la Guerra Civil española en los pasos de su abuelo, las pequeñas cosas de la vida cotidiana, el respirar del día. Y “El gran teatro del mundo”, una pregunta, una visión del mundo como representación, de los personajes y las máscaras que somos. Desde la tragedia griega a Shakespeare y Calderón el autor nos interpela, y con el lector a sí mismo.

Deja un comentario