Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Europa y Cuba

Federica Mogherini, alta comisionada de la Unión Europea, y Bruno Rodríguez, candiller cubano

Federica Mogherini, alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, los ministros de Asuntos Exteriores de la UE y el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, firmarán el lunes 12 de diciembre de 2016, a las 9:30, un Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la Unión Europea y Cuba.

Las negociaciones para el Acuerdo se pusieron en marcha en abril de 2014 y concluyeron el 11 de marzo de 2016 con la rúbrica del texto. El 6 de diciembre el Consejo decidió firmar el Acuerdo, al tiempo que se ha previsto la ceremonia de su firma para el 12 de diciembre de 2016. El Acuerdo se aplicará de manera provisional una vez finalizados los procedimientos jurídicos internos. Paralelamente, el Acuerdo se presentará al Parlamento Europeo, los parlamentos nacionales de los Estados miembros y la Asamblea Nacional del Poder Popular cubana para su ratificación.

El ADPC crea un marco capacitador para un diálogo político reforzado en pos de la mejora de la cooperación bilateral y del desarrollo de una actuación conjunta en foros multilaterales. Define principios y objetivos generales para las relaciones entre la UE y Cuba. Se articula en torno a tres capítulos principales relacionados con:

– El diálogo político, abordando cuestiones como los derechos humanos, las armas de pequeño calibre y el desarme, la migración, las drogas, la lucha contra el terrorismo y el desarrollo sostenible, entre otras.

– La cooperación y diálogo sobre políticas sectoriales, incluidos, entre otros, ámbitos como los derechos humanos, la gobernanza, la sociedad civil, el desarrollo social y económico, el medio ambiente y la cooperación regional.

– El comercio y la cooperación comercial, abordando los principios del comercio internacional y abarcando la cooperación en los ámbitos aduanero, de la facilitación del comercio, de las normas técnicas, y del comercio y la inversión sostenibles.

El ADPC contribuirá además a reforzar las relaciones entre la UE y Cuba, apoyando la modernización económica y social de Cuba, fomentando el desarrollo sostenible, promoviendo la democracia y los derechos humanos y encontrando soluciones comunes a los desafíos mundiales. Esto refleja la expansión y el fortalecimiento de las relaciones entre la UE y Cuba, basadas en los importantes progresos realizados desde la reanudación del diálogo político y la cooperación en 2008. Ofrece un marco para promover los valores e intereses europeos y acompañar el proceso actual de cambio en Cuba.

Relaciones políticas

En 2008 se iniciaron reuniones de diálogo político de alto nivel, de forma paralela a la cooperación de la UE. La séptima reunión formal del diálogo político UE-Cuba tuvo lugar el 11 de marzo de 2016 en La Habana entre la AR/VP Mogherini y el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez Parrilla. Ambas partes discutieron las relaciones bilaterales y cuestiones regionales relativas a las zonas vecinas de la UE en Cuba, así como cuestiones globales de interés común, como la migración y la lucha contra el terrorismo internacional, con miras a la determinación de posibles ámbitos de cooperación. Ambas partes tratan de reforzar a las Naciones Unidas como núcleo del sistema multilateral y promover la asociación estratégica entre la Unión Europea y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

Diálogo sobre derechos humanos

La UE y Cuba ya han establecido un diálogo periódico sobre derechos humanos, puesto en marcha en 2015 por la AR/VP, Federica Mogherini, y el ministro de Asuntos Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, anticipando la conclusión de las negociaciones del ADPC. Se celebraron dos diálogos de alto nivel en junio de 2015 en Bruselas y en junio de 2016 en La Habana, bajo la dirección del representante especial de la UE para los Derechos Humanos, Stavros Lambrinidis. El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación incluye disposiciones para establecer una base formal para el diálogo político, diálogo que permite a ambas partes intercambiar puntos de vista sobre los principios básicos de los derechos humanos y abordar los problemas. Su objetivo es encontrar ámbitos en los que cooperar o compartir buenas prácticas, e intentará lograr resultados concretos.

Relaciones comerciales y flujos de inversión extranjera directa (IED)

La UE sigue siendo el socio principal de Cuba en cuanto a exportaciones y el segundo socio comercial (por detrás de Venezuela). La UE es también el mayor inversor extranjero en Cuba (principalmente en el turismo, la construcción, las industrias ligeras y la agroindustria) y representa un tercio de los turistas que llegan al país.

En 2015, el valor de las exportaciones de bienes a Cuba ascendió a 2 200 millones EUR, y el de las importaciones a 540 millones EUR. Los principales bienes de exportación de Cuba son los combustibles minerales, el azúcar, las bebidas y el tabaco. Como resultado de la reforma del Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) en enero de 2014, Cuba ha sido declarada país de renta media-alta y ha perdido sus preferencias comerciales para la exportación a la UE. Ello ha incidido principalmente en sus exportaciones de tabaco, para las cuales las tasas de aduanas han aumentado considerablemente.

El objetivo del ADCP es crear una atmósfera más predecible y transparente para los agentes económicos e incrementar su capacidad económica para producir, comerciar y crear empleo, pero no establece un área de libre comercio entre las partes ni abarca la protección de las inversiones.

La UE aboga por una diversificación de las exportaciones cubanas que vaya más allá de los productos tradicionales, y coopera para diseminar los conocimientos necesarios entre los exportadores cubanos para potenciar el acceso de sus bienes al mercado de la UE.

Cooperación al desarrollo UE-Cuba

La cooperación de la UE con Cuba se rige por el Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD). La cooperación al desarrollo entre la UE y Cuba se retomó en 2008, y desde entonces y hasta 2014, la Comisión Europea asignó unos 90 millones EUR a los sectores de: seguridad alimentaria; respuesta frente a huracanes y preparación para casos de desastre; medio ambiente, cambio climático y energía; cultura y patrimonio; apoyo a la modernización socio-económica; y capacidades de gestión.

Una cantidad adicional de 50 millones EUR ha sido asignada para el periodo 2014-2020 para apoyar el desarrollo del país en tres sectores: agricultura sostenible y seguridad alimentaria (21 millones EUR); medio ambiente: financiación para un mejor uso de los recursos naturales clave para el desarrollo sostenible (18 millones EUR); financiación para la modernización económica y social (10 millones EUR) y medidas de apoyo (1 millón EUR). Los sectores seleccionados se corresponden con las prioridades nacionales establecidas por los «Lineamientos de la Política Económica y Social en Cuba», una estrategia a medio plazo aprobada en 2011 para promover reformas en el país.

Además, se han asignado 5 millones EUR para el mismo periodo a proyectos sociales (apoyo a grupos vulnerables) y proyectos culturales (incluido el patrimonio), ejecutados por las organizaciones de la sociedad civil y las autoridades locales.

Cuba participa también en los programas regionales de la UE para América Latina. Los principales programas regionales ejecutados en América Latina con resultados clave para Cuba son: Al-Invest (relativo a la internacionalización de las pymes), COPOLAD (apoyo a la cooperación en materia de política antidroga), EUROCLIMA (facilitación de la integración de las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático) y Erasmus + (facilitación de la movilidad educativa y del desarrollo de las capacidades de las instituciones académicas; además, la Universidad de La Habana cuenta con una Cátedra Jean Monnet).

Ejemplo:

El «Programa de Intercambio de Expertos» (con un presupuesto de 3,5 millones EUR, periodo de ejecución: 2014-2017) ha financiado más de ochenta actividades en las que han participado más de 1 200 funcionarios cubanos y más de cincuenta expertos o funcionarios públicos de Europa y otros países en los ámbitos de la descentralización, las políticas públicas, la administración tributaria, las inversiones extranjeras y el comercio exterior, contribuyendo a la Estrategia 2030 de desarrollo de Cuba y acompañando el proceso de «actualización» del modelo socio-económico del país.

Ayuda Humanitaria

El servicio de respuesta humanitaria de la Comisión Europea ha proporcionado ayuda de emergencia a Cuba desde 1993, con el fin de apoyar a la población afectada por las catástrofes naturales. Desde entonces, se han concedido más de 94 millones EUR a acciones de ayuda humanitaria en Cuba. Habida cuenta de su riesgo de catástrofes y de la vulnerabilidad de la población, se destinó apoyo específico por valor de más de 6 millones EUR a la preparación para casos de desastres, por ejemplo en materia de reducción del riesgo sísmico, sistemas de alerta temprana hidrometeorológicos o resiliencia frente a las sequías.

Deja un comentario