Carlos Julio Rojas, primer periodista juzgado en los tribunales militares de Maduro

El profesional de la prensa y dirigente vecinal fue detenido el 6 de julio por funcionarios del Sebin y ya el lunes 10 era sentenciado, acusado de cometer tres delitos militares. A través de su cuenta en Twitter, que por ahora maneja su mamá, Sol Rojas, se informa que el luchador social fue juzgado en tribunales militares, a pesar de ser un civil y trasladado a El Helicoide

Antes de la medianoche de este lunes 10 de julio culminó el juicio en el tribunal militar segundo de control en Fuerte Tiuna, donde se le dictó privativa de libertad al periodista venezolano Carlos Julio Rojas por delitos castrenses: traición a la patria; contra la integridad, independencia y libertad de la nación; rebelión militar y sustracción de efectos pertenecientes a las Fuerzas Armadas. Carlos Julio Rojas será recluido en la prisión de Ramo Verde.

Antes de la medianoche de este lunes 10 de julio culminó el juicio en el tribunal militar segundo de control en Fuerte Tiuna, donde se le dictó privativa de libertad al periodista venezolano.

Se trata de un hecho sumamente grave, porque es el primer periodista juzgado por tribunales militares, sin posibilidad de defensa civil alguna. De allí el llamado a los organismos internacionales que defienden los derechos de los trabajadores de la prensa, como Reporteros sin Fronteras, y la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP. Con esta detención, Maduro se coloca a la altura de los dictadores Pinochet y Videla, que en Chile y Argentina, juzgaron a periodistas en tribunales militares.

De acuerdo a información recabada por sus familiares, Carlos Julio Rojas fue ilegalmente detenido el pasado jueves y permaneció 86 horas sin el debido proceso hasta que en horas de la mañana del lunes fue trasladado para su presentación y posterior realización del juicio.

“Carlos Julio Rojas es el primer periodista venezolano imputado por delitos militares. Cuando una persona es detenida en flagrancia debe ser presentada en ese lapso de tiempo y no a las 86 horas, el Ministerio Público Militar (MPM) se excedió en la presentación para efectuar la audiencia. Queda muy mal decir que cargaba 4 kilos de papas por 5 granadas, le están haciendo una mala propaganda las FAN. Eso significaría que cualquier persona puede decidir llevarse un armamento de este cuerpo militar”, denuncia su abogada Elenis Rodríguez.

Precisó que en la decisión, el juez dice que no se declara el hecho como flagrante y la Constitución es muy clara en el artículo 44, la libertad personal es inviolable. Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida in fraganti. “En el caso de Carlos Julio no existe una orden judicial; es un guión montado por el Ejecutivo a los ciudadanos para que bajen y cesen la protesta pacífica” señala la jurista.

Carlos Julio Rojas fue ilegalmente detenido el pasado jueves y permaneció 86 horas sin el debido proceso.

Indicó que tras revisión de las actas policiales de juicio “estábamos en presencia de un caso de orden pública y lo que hubo fue la versión de supuestos testigos. Por la denuncia contra el líder comunitario de Armando Díaz Zavala, colectivo que ha amenazado de muerte a Rojas y una patriota cooperante Omaira Margarita Fernández, supuestos testigos de los cargos aprendieron arbitrariamente a nuestro representado”, aseveró Rodríguez.

Al respecto, señaló que se le solicitó al MPM que realizara una investigación, por la complicidad de alguno de estos funcionarios en las aprehensiones de ciudadanos en Caracas. La representante de Fundeci, ONG de Protección a los Derechos Humanos en Venezuela, aseveró que la lucha por la liberación del periodista y líder social continúa “el lugar del acta no es el mismo lugar donde a Rojas lo aprehendieron, vamos a presentar las pruebas y testigos claves para evidenciar la verdad”.

Publicado en www.venezuelanpress.com

Deja un comentario