Condena mundial contra violento asalto de colectivos de Maduro a la Asamblea Nacional

La prensa de Latinoamérica, Estados Unidos y Europa, además de organismos como la ONU, Mercosur, la Unión Europea, Amnistía Internacional y Reporteros Sin Fronteras condenaron los ataques de los grupos violentos del gobierno de Nicolás Maduro contra los diputados reunidos en la Asamblea Nacional. Buena prensa para Maduro

Diarios de los cinco continentes destacaron en sus primeras páginas el ataque de los paramilitares del Gobierno venezolano contra los diputados que sesionaban en la Asamblea Nacional. A ellos se sumaron diversos portales de todas partes que mostraron decenas de videos con los cuales quedó en evidencia la única argumentación de la que dispone Nicolás Maduro, pero también del desprestigio en que ha caído la institución armada en el país.

Medios internacionales abordaron desde diferentes enfoques el ataque suscitado este miércoles, 5 de julio, en el Parlamento venezolano donde cuatro diputados resultaron heridos. “The Wall Street Jounarl”, de Estados Unidos, tituló en su portada: “Arrecia crisis en Venezuela después de que adeptos de Maduro irrumpieran Parlamento”, acompañado de una foto con uno de los parlamentarios ensangrentado que cubre cuatro columnas.
“El chavismo ataca hasta a los legisladores en Venezuela”, titula Clarín de Argentina. Asimismo, señala “El Tiempo”, de Colombia, “Brutal embestida chavistas contra el Parlamento”.

 

Como es ya noticia que dio la vuelta el mundo, el pasado miércoles 5 de julio seguidores del régimen de Maduro irrumpieron en el Parlamento, cuando se realiazaba un acto especial con motivo de celebrarse el Día de la Independencia en Venezuela. Tanto los lectores de la prensa de hoy como los usuarios de las redes sociales ayer fueron testigos del ingreso violento de los colectivos chavistas a la sede de la Asamblea Nacional y luego de golpear y robar las pertenencias a diputados, trabajadores del Parlamento y a periodistas, los grupos paramilitares mantuvieron un asedio que duró más de ocho horas, sin que entonces interviniera la Guardia Nacional, cuya responsabilidad era preservar el orden en el recinto del Palacio Federal Legislativo.

 

Este acto de salvajismo y de pillaje que dejó una docena de heridos y lesionados, entre los cuales figuran tres diputados, generó de inmediato la condena publica de organismos internacionales como la de los cuatro países fundadores del Mercado Común del Sur (Mercosur), quienes fueron entre los primeros en reaccionar, expresando en un comunicado conjunto su “más categórico rechazo” por el incidente.

“Tales hechos, precedidos de una intervención de altas autoridades del Poder Ejecutivo, sin previo acuerdo de las autoridades legislativas, constituyen un avasallamiento del Ejecutivo sobre otro Poder del Estado, inadmisible en el marco de la institucionalidad democrática”, señaló el bloque regional.

 

Posteriormente, el grupo de cerca de 30 personas violentas que entraron en la Asamblea fueron expulsadas por la seguridad de la misma. Estas personas -muchas vestidas de rojo y armadas con palos y artefactos pirotécnicos- asaltaron la sede del Legislativo durante una sesión conmemorativa de los 206 años de la independencia venezolana, celebrada por los opositores que controlan la Cámara. Los hombres, que se identificaron como afectos al chavismo, robaron y golpearon con palos a varios periodistas, asistentes y legisladores que se encontraban en el lugar que se mantuvo sitiado por varios minutos.

El presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, reportó al menos a cinco diputados heridos, entre ellos los parlamentarios Juan José Molina, Armando Armas, Américo de Grazia, Richard Blanco, Juan Guaidó, además de otros siete trabajadores del Parlamento agredidos. Aunque los manifestantes fueron desalojados del lugar al poco tiempo por los efectivos de la Guardia Nacional responsables de la seguridad del recinto, las entradas y salidas de la Cámara permanecían tomadas por los oficialistas.

Los países miembros del Mercosur exhortaron al Gobierno de Venezuela a poner fin inmediatamente a todo discurso y acciones que incentiven una mayor polarización, “con el consecuente crecimiento de la violencia, y a garantizar el respeto a los derechos humanos, la separación de los poderes y la vigencia del Estado de Derecho”.

Asimismo, Europa también repudió el ataque a la Asamblea Nacional. “Condeno brutalmente el asalto a la asamblea nacional de Venezuela símbolo de democracia. El parlamento europeo pide elecciones ya”, declaró el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en Twitter.

De igual forma expresaron su condena el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y la totalidad de los partidos políticos con representación importante en el Congreso de los Diputados, como el PP, PSOE, Ciudadanos, salvo el silencio de Podemos, partido de Pablo Iglesias, y de Izquierda Unida, de Alberto Garzón.

Estados Unidos fue otro de los países que se unió a la condena internacional. “Esta violencia, perpetrada durante la celebración del día de la independencia de Venezuela, es un ataque a los principios democráticos caros a los hombres y mujeres que lucharon por la independencia de Venezuela hace 206 años”, dijo la vocera del Departamento de Estado, Heather Nauert en un comunicado.

 

En la misma linea se expresaron varios países latinoamericanos. Chile condenó los actos violentos y llamó a abrir con urgencia un diálogo “creíble” entre ambas partes, informó la Cancillería en Santiago. El gobierno de Michelle Bachelet expresó su “enérgica” condena y llamó a “respetar y cuidar todas las instituciones que sustentan el sistema democrático y la convivencia nacional de ese país hermano”. Asimismo, reiteró “la necesidad urgente de un diálogo creíble, directo y productivo entre el gobierno y la oposición”.

Por su parte, el Gobierno colombiano expresó en un comunicado de la Cancillería su “rotunda condena” por los “hechos de violencia” en la sede del Parlamento venezolano.

 

En Perú el presidente Pedro Pablo Kucyznski expresó su “absoluto rechazo y condena por los inaceptables hechos de violencia registrados hoy en la Asamblea Nacional de Venezuela”.

“La crisis humanitaria y política que atraviesa Venezuela debe superarse respetando los derechos humanos y la institucionalidad democrática”, enfatizó el gobernante peruano en sendos mensajes publicados en su cuenta en la red social Twitter.

Deja un comentario