Iniciativa de congresistas de seis países para proteger migración venezolana

FERNANDO ALAYO ORBEGOZO/ Diario El Comercio (Perú)
Parlamentarios de Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, el Perú y Uruguay firmaron compromisos que se debatirían en la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento la próxima semana

 

Cada día más de 35 mil venezolanos cruzan el puente internacional Simón Bolívar, ubicado en la frontera entre Colombia y Venezuela, para huir de la crisis humanitaria que ha ocasionado el régimen de Nicolás Maduro. Muchas de estas personas se dirigen hacia el Perú, donde se calcula que han llegado unos 330 mil.

Para consensuar acciones frente a la grave situación de ese país, el 1 de junio pasado se realizó en Cúcuta (Colombia) el primer Encuentro Latinoamericano de Congresos por Venezuela, que reunió a parlamentarios de Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala, el Perú y Uruguay. En representación del Congreso peruano, asistieron Octavio Salazar (Fuerza Popular), Pedro Olaechea (Peruanos por Kambio) y Mauricio Mulder (Apra), quienes suscribieron una declaración de compromisos en favor de los venezolanos.

COMPROMISOS FIRMADOS
Los congresistas firmantes se comprometieron a convocar a la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés), a fin de “coordinar la gestión regional para la atención de los migrantes venezolanos”. También plantearon crear un fondo de cooperación internacional para garantizar la ayuda humanitaria a esta población.

Asimismo, acordaron desarrollar una agenda legislativa común para discutir las siguientes medidas: conceder de manera automática el refugio a los funcionarios y dirigentes venezolanos elegidos mediante voto popular desde 1998; facilitar la permanencia y tránsito de venezolanos con pasaportes caducos; y flexibilizar los requisitos de permanencia y residencia.

Por otro lado, propusieron la implementación de un régimen especial migratorio para los parlamentarios de la Asamblea Nacional de Venezuela y la flexibilización de los criterios de acreditación de los títulos educativos de migrantes. Otro compromiso fue “negar y revocar las visas o el ingreso a los altos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro”.

A DEBATE CONGRESAL
En conversación con El Comercio, el congresista Olaechea explicó que los acuerdos firmados en Cúcuta se presentarán en el Perú ante la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso para su debate. “Quienes suscribimos el documento pediremos al grupo de trabajo que nos permita hacer una exposición. Luego se invitará a cancillería para elaborar juntos el marco legal que viabilice los compromisos. Esto se daría la próxima semana”, dijo Olaechea.

El congresista Víctor Andrés García Belaunde (Acción Popular), vicepresidente de esta comisión, señaló que recibirá a sus colegas si así lo solicitan. No obstante, el parlamentario dijo que sus colegas debieron consultar primero con la cancillería y la Superintendencia Nacional de Migraciones antes de haber firmado un acuerdo internacional. A este debate también se sumó Justiniano Apaza, de la bancada del Frente Amplio. “Si bien pondero la preocupación de los parlamentarios que fueron a Cúcuta, yo votaría en contra de lo que se ha firmado. Se tiene que regular el ingreso de los venezolanos, no flexibilizarlo. La llegada masiva de migrantes ha promovido la informalidad”, mencionó.

Migraciones informó esta semana que, a la fecha, hay unos 330 mil venezolanos en nuestro país, una cifra que se ha triplicado en lo que va del 2018. De ese total, cerca de 50 mil ya obtuvieron el permiso temporal de permanencia (PTP), un documento que regulariza su situación migratoria durante un año, y les permite trabajar, estudiar y acceder a servicios de salud públicos. Sobre los compromisos firmados en Cúcuta, la superintendencia evitó pronunciarse.

DESDE EL EJECUTIVO
El 25 de mayo, el canciller Néstor Popolizio explicó a la comisión congresal de Relaciones Exteriores algunas de las medidas que podría tomar el Ejecutivo ante la migración venezolana. Señaló, por ejemplo, que podrían establecerse “cuotas de migrantes” a partir de un consenso regional (este 15 de junio se celebrará en Lima una reunión de las autoridades migratorias de Latinoamérica donde se evaluaría el tema). Tampoco descartó la implementación de visas.

El lunes, durante una sesión de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el canciller Popolizio volvió a pronunciarse sobre la postura del Gobierno Peruano: “La solidaridad con el pueblo venezolano nos impulsa a contribuir con esta dramática realidad […] Se les ha permitido su regularización migratoria y se les ha abierto las puertas para que se integren formalmente a las actividades laborales”, dijo.

El Comercio solicitó una opinión a la cancillería sobre la declaración firmada en Cúcuta por los tres representantes del Congreso peruano, pero al cierre de esta edición no hubo respuesta.

Para el internacionalista Óscar Vidarte, no existe contradicción entre los acuerdos firmados por los congresistas peruanos y las acciones tomadas por el Ejecutivo. “Lo positivo es que ambos poderes han apelado al consenso regional. El éxodo tiene un componente humanitario, de seguridad y también sanitario. Por ello, no es tarea de un solo país, sino continental”, explicó.

En tanto, Carlos Aramburú, experto en temas migratorios, consideró que establecer visas o cuotas de migrantes no sería efectivo: “En vez de que el Ejecutivo dirija sus esfuerzos hacia aquellos migrantes que aún no han llegado al país, debería mirar a los venezolanos que ya están en el territorio nacional. La formalización es una prioridad”.

Publicado en www.elcomercio.pe

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.