Un disparo silenció la viola de Armando Cañizales

Apenas tenía 17 años, un futuro inmenso por delante, y el deseo de un país que diera espacio a sus sueños

Armando Cañizales ejercía el libre derecho a la protesta, al libre tránsito, a ser escuchado, al igual que su hermano, sus amigos y sus vecinos que ahora hacen vigilia en Bello Monte por su alma.

Una bala en el cuello apagó su música, su nombre y su foto ampliarán la lápida que día a día crece a manos de la represión. Miembro de la Sinfónica Juvenil “José Francisco del Castillo”, Armando fue asesinado en medio de una desproporcionada violencia desatada contra ciudadanos desarmados.

Es la víctima 31, de un mes en que la miseria ha teñido de sangre joven las calles de Venezuela.

El joven músico quería ser médico como su mamá

Paz a su alma y a la de todos los caídos, y aunque la música hoy nos suene a réquiem, más temprano que tarde volverán notas mejores y tu viola vibrará siempre en el recuerdo de quienes te conocieron.

GABRIELA MONTERO SE PRONUNCIA

Ayer, Armando Cañizales, un joven músico del Sistema de 17 años, fué asesinado por el mismo regimen el cual estas personas han legitimizado, y a quienes les han hecho propaganda por el mundo, durante los últimos 18 años.
Armando protestaba, con una contundente mayoría de venezolanos, en contra de la barbarie que se sufre hoy en día en nuestro país.
Mi más sentido pésame a la familia de Armando.

Deja un comentario