Dólar paralelo impulsó alza de boletos internacionales

DULCE MARÍA RODRÍGUEZEL NACIONAL

Este año fue de supervivencia para las agencias de viajes. Las afectó la restricción en el otorgamiento de divisas para quienes querían viajar al extranjero, el cese de operaciones en el país de algunas líneas aéreas internacionales y la reducción en el número de asientos para los destinos nacionales e internacionales más solicitados. Se suma la crisis económica que contrajo severamente el poder adquisitivo de los venezolanos y ocasionó que las vacaciones dejaran de ser una opción y ahora, aseguran, se está desincentivando la conectividad internacional por el alza de los precios de los boletos para el exterior.

Dante Salvatorelli, presidente de Avavit
Dante Salvatorelli, presidente de Avavit

Dante Salvatorelli, presidente de la Asociación Venezolana de Agencias de Viajes y Turismo, declaró la semana pasada que con el incremento del dólar paralelo el precio de los boletos para destinos internacionales, que vendían en bolívares las líneas nacionales, se duplicó en algunos destinos, y quienes no se habían decidido a viajar para Navidad, Año Nuevo o Reyes es muy probable que no lo hagan ahora.

Emilia Landaeta, compró un boleto en Avior para la ruta Caracas-Manaus/Brasil-Caracas que le costó a finales de noviembre 600.000 bolívares y como realizó la compra online con tarjeta de crédito tuvo que pasar por la oficina a firmar el recibo. Allí el ejecutivo de venta le informó que el ticket había subido a 900.000 bolívares, lo que representó un incremento de 50%, pero le aclaró que no tenía que pagar monto adicional.

Para Bogotá el ticket que costaba 240.000 pasó a 606.000 bolívares, lo que refleja un alza de 152,5%. Mientras que para Miami en la misma aerolínea remontó a 1,3 millones de bolívares.

A Panamá, con Laser, varió de 250.000 a 561.000 bolívares; es decir, 124%, si la salida es en diciembre y el retorno después del 15 de enero. Para Miami, el boleto ida y vuelta se podía adquirir en noviembre en 800.000 bolívares, pero ahora cuesta 1,4 millones bolívares, lo que muestra un alza de 75%, pero no hay disponibilidad. Si se quiere viajar a Punta Cana o Santo Domingo, los boletos están en 539.516 y 560.182 bolívares, respectivamente: registraron un incremento de 45%, informó el ejecutivo del call center.

Las líneas aéreas indicaron que el pasajero no tendrá que cancelar monto adicional alguno por su boleto, excepto los que quieran hacer un cambio de fecha del vuelo, situación en la que aplica una penalidad de 10 dólares calculados a tasa Dicom y, además, deben pagar la nueva tarifa del destino.

El presidente de Avavit justificó el aumento de precios porque los gastos de los proveedores de transporte aéreo son en dólares y para poder cubrirlos tienen que ajustar las tarifas.

Julio Arnaldes, director de la Asociación Venezolana de Mayoristas y Empresas de Representación del Turismo, coincidió con Salvatorelli en que se trata de un aumento de precio como en cualquier otro sector y que no es “descontrolada ni desfasado”, más bien es acorde con las variaciones del mercado, añadió.

En vista de la situación, Salvatorelli indicó que ratifican la solicitud al gobierno de que se establezca un dólar turístico o la libre convertibilidad para que el sector pueda ser sostenible y “no esté a merced de la cotización del dólar paralelo”.

Agregó que este año ha sido de supervivencia para las agencias de viaje, de cálculo y reducción de gastos, pero el desafío es continuar operativas el primer trimestre de 2017.

Lea el texto original y los comentarios en El-Nacional.com

Deja un comentario