Un donativo para que los campamentos vacacionales lleguen a 1000 niños pobres

 

Con más de 20 años en campamentos vacacionales y de recreación para niños con recursos económicos, Vanessa Cisneros y Johan Stuve asumen ahora el desafío de un crowdfunding para llevar gratuitamente esta experiencia con chicos de los sectores más desfavorecidos del país

 

Durante más de 20 años Vanessa Cisneros y Johan Stuve se han dedicado a organizar campamentos vacacionales en Venezuela con jóvenes, cuyos padres trabajan en empresas donde parte de sus beneficios contemplan los planes vacacionales. Esta ventaja no les impide vivir la situación que atraviesa el país. “Lo de nosotros puede definirse como un proyecto social, con campamentos comunitarios en los que llevamos 29 años, ya que entendemos el valor que tiene para un niño, un niño que disfruta de un campamento tiene una ventaja competitiva en la vida, porque el campamento le forma su carácter, para aprender y comunicarse con su entorno, creando a su vez valores y principios para el ciudadano adulto que será mañana”, explica Johan Stuve.

Esta pareja de licenciados en Educación han emprendido desde hace cuatro años, a través de Campamentos MG, una iniciativa solidaria con la comunidad de San Vicente, en Nirgua, estado Carabobo, ofreciendo un campamento a 100 niños que difícilmente tendrían posibilidad de pagarlo.

Este año han querido ir más lejos y se han propuesto extender su experiencia a 1.000 niños “y despertar en ellos la capacidad de soñar con un futuro mejor”, señala Vanessa Cisneros al advertir que el éxito de esta misión requiere de la solidaridad de otros venezolanos, de modo que a través de un crowfounding están intentando que este programa se multiplique en otros lugares y en números de favorecidos.

“A nosotros esto nos inspira y motiva porque ofrecemos una posibilidad en la que logramos contribuir con la formación integral de cada niño que disfruta de nuestras experiencias. Es un aporte distinto al que brindan sus padres en casa, el colegio, o distinto al que da la sociedad y lugar en el que viven. Lo que contribuye en el desarrollo de su carácter, en su formación en valores ciudadanos y de convivencia, aportan en el despertar de su creatividad y capacidad de soñar una realidad mejor, y entrega una serie de herramientas para la vida”, reitera Cisneros.

EXPERIENCIA EXITOSA
Johan Stuve explica que en 2014 pusieron en práctica un programa en una de las comunidades cercanas a las instalaciones de Campamentos MG, ofreciéndole un día de campamento a más de cien niños de la comunidad de San Vicente, en Nirgua. “Hablamos de una comunidad rural de escasos recursos en la que funciona una escuela pequeña con niños de 4 a 16 años de edad. Ahora queremos contribuir y aportar más. Tenemos el propósito de llevar esta experiencia a más niños. Por eso, este año queremos brindar la oportunidad de generar destrezas, desarrollar valores y principios ciudadanos, a través de la vivencia de campamento a comunidades cercanas a Caracas”.

Es en este tránsito donde Campamentos MG requiere de la ayuda de ciudadanos, dentro y fuera del país, un aporte que servirá para brindar la experiencia de campamento y sus beneficios a 1.000 niños. “Para nosotros esta es una meta flexible, porque la cifra de niños que atenderemos dependerá de cuánto logremos recolectar”.

LA SANA CONVIVENCIA
Los animadores de Campamentos MG afirman que mantener un programa sustentable en Venezuela para brindar la oportunidad de generar destrezas en los niños y jóvenes de escasos recursos, desarrollando en ellos valores y principios ciudadanos, mediante los campamentos es una experiencia difícil pero no imposible

Estiman que la idea de generar un espacio donde los niños puedan convivir con una realidad diferente que les permita soñar y proyectarse en una vida de bienestar y desarrollar en niños y adolescentes herramientas y destrezas ciudadanas, transmitiéndoles valores a través de la recreación y la sana convivencia, será posible con la implicación de más personas.

“La idea es que con las donaciones que recibamos más niños pobres podrán participar en nuestros campamentos recreacionales, logrando un impacto directo en las vidas de los niños y enviándoles un mensaje claro de que pueden cambiar la realidad en la que viven”.

Ya el proyecto está avanzado y hasta ahora pueden garantizar la participación de 400 niños, aunque la meta sigue siendo de 1000 niños este año

Vanessa Cisneros y Johan Stuve invitan a los usuarios de las redes sociales a compartir esta iniciativa y divulgarla en su entorno a través de #MGCampamentoComunitarios #MagiaMG #EsMejorDarQueRecibir o compartiendo el link de sus campañas.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR?
Donando: a través de la plataforma de crowdfunding Indiegogo en https://igg.me/at/mg-communitycamps o directamente en la página del Campamento www.mgcampamento.com/#comunitario

Si quieres saber más de ésta iniciativa, visita su página web http://mgcampamento.com/ y su cuenta de Instagram @mgcampamento.

Deja un comentario