Escudos humanos

OMAR PINEDA
En su huída desesperada, ante el inminente asalto final del ejército iraquí y de la coalición liderada por EEUU, los terroristas de ISIS han reaccionado como suelen hacer los criminales más despiadados: ajustician a los hombres en plazas de la ciudad de Mosul, reclutan a los niños mayores de 9 años para enrolarlos en sus tropas y se desplazan en mitad del desierto con mujeres y niñas para que les sirvan de escudo humano. Cuando los drones de la coalición los localice y truene la artillería iraquí, no serán ellos sino esas familias los que serán reportados como los primeros muertos de la batalla.

Yo no creo que el dirigente del Psuv Darío Vivas posea la inteligencia estratégica de un jefe terrorista, pero como en los últimos 15 años su negocio ha sido alquilar toldos de su empresa para que la vieja Asamblea Nacional realizara su “parlamentarismo de calle”, ahora se las ingenia para rentar las carpas con las que jóvenes chavistas y colectivos armados sirven de protección de Miraflores ante el anuncio de la marcha opositora que por fortuna no se dio. En Mosul los asesinos del Estado Islámico se protegen con niños y mujeres; en Miraflores los corruptos contratan los servicios de Darío Vivas, quien monta su circo de los escudos revolucionarios para defender la integridad de Maduro. No se conocen pero actúan como si hubieran estudiado juntos.

Deja un comentario