Florida prohíbe inversiones en la Venezuela de Maduro

En Florida prohíben inversiones en la Venezuela de Maduro
AGENCIA AP –

Rick Scott, gobernador del estado de Florida, EEUU, ganó el miércoles una moción para impedir que el plan estatal de pensiones de 150.000 millones de dólares haga inversiones futuras que apoyen directamente al régimen del presidente Nicolás Maduro en Venezuela.

Scott y los otros dos fideicomisarios que supervisan el plan aprobaron rápidamente la prohibición, la cual podría ser más simbólica que sustantiva, ya que el Sistema de Retiro de la Florida no invierte actualmente en compañías o valores controlados o propiedad de intereses del gobierno venezolano.

QUIÉN PEGA MÁS DURO

Scott, un probable candidato republicano al Senado de EEUU el año próximo, en competencia con el senador demócrata Bill Nelson, calificó la prohibición de “un gran paso en la dirección correcta”.

Pero Nelson, otro crítico de Maduro, acusó a Scott de prohibir sólo las inversiones directas en Venezuela y de no aplicar sanciones a las empresas que hacen negocios allí.

Scott había dicho en un mitin en Miami el mes pasado que “cualquier organización que haga negocios con el régimen de Maduro no puede hacer negocios con el estado de Florida”.

Florida ya tiene leyes que prohíben que el estado invierta en compañías que hacen negocios en Cuba, Irán y Sudán. Y el año pasado se ordenó al Consejo de Administración del Estado que se despojara de las compañías que boicotean a Israel.

Pero la propuesta final aprobada el miércoles no apunta a todas las empresas que pueden estar haciendo negocios en Venezuela, ni afectaría a la banca de inversión Goldman Sachs, que adquirió $ 2.8 mil millones en bonos emitidos inicialmente por la petrolera estatal venezolana Pdvsa.

El banco administra parte de la cartera de inversiones de Florida, y el estado posee acciones en Goldman Sachs. Algunos republicanos, incluido el senador Marco Rubio, criticaron duramente la compra a Pdvsa, calificándola de “salvavidas” para el régimen de Maduro.

Registros obtenidos esta semana por The Associated Press muestran que la Junta de Administración Estatal preparó un documento a mediados de julio indicando que separarse de la empresa podría tener un impacto significativo en el plan de pensiones.

Ese mismo documento también mostró que la Florida posee acciones en casi dos docenas de compañías que hacen negocios en Venezuela. Ash Williams, directora ejecutiva de la junta, compartió los detalles con la oficina de Scott, así como con otros miembros del consejo.

Después de que Scott planteara la idea de tomar acción, Goldman Sachs contrató a destacados grupos de presión de Tallahassee, incluyendo a un amigo y aliado del gobernador, que se reunió con funcionarios de la compañía en julio.

LOS DEMÓCRATAS PIDEN MAYOR SEVERIDAD

Scott defendió las acciones del estado tomadas hasta ahora y negó que haya retrocedido.

“No quiero hacer negocios con el régimen de Maduro”, dijo Scott. “Las empresas que hacen negocios con el pueblo venezolano, ese no es nuestro objetivo”.

Scott también acusó a Nelson de no hacer “nada” para ayudar a la gente en Venezuela.

“Realmente hemos tomado medidas”, dijo Scott.

El portavoz de Nelson, Ryan Brown, señaló que el senador ha pedido una prohibición para las importaciones venezolanas hasta que se haya “restaurado el orden constitucional”. Dijo que la resolución aprobada el miércoles “no hace nada” al prohibir al Estado “hacer algo que no hace”.

Un senador estatal demócrata de Miami ya había presentado un proyecto de ley para 2018 que obligaría al estado a abandonar sus relaciones comerciales con Goldman Sachs. “El pueblo de Venezuela necesita que nos unamos a ellos no sólo de palabra, sino también de hecho”, dijo el proponente, senador José Javier Rodríguez.

Deja un comentario