Kodiak Agüero
ELSSEN LOMBÓ –

Kodiak Agüero es un creador. En los últimos 10 años ha venido a España religiosamente a pasar las navidades con sus hermanos. Pero esta vez decidió quedarse definitivamente para iniciar un nuevo recorrido en su vida.

Desde diciembre expone en Madrid una muestra de su trabajo fotográfico. “Gente como uno” estará en el restaurante Cbada (Calle de la Cebada 3, en La Latina) hasta el 9 de febrero.

 

-Te hemos conocido siempre como músico y arreglista. ¿Cómo te iniciaste en la andadura fotográfica?

-Yo trabajaba en el colegio “Emil Friedman”, en Caracas. En 2002, después del paro petrolero, estuvimos un mes sin ningún tipo de actividades; fue el momento en que dije que me iba a poner a estudiar fotografía en serio. Cuando finalizó el paro entré en la escuela de Roberto Mata. En ese momento aún se estudiaba la fotografía analógica y todo su proceso.

Siendo músico y trabajando con coros, comencé a sentir que la fotografía tiraba más de mí. Y llegué a sentir que mi actividad principal en el área musical me quitaba tiempo para poder desarrollarme en lo que más me gustaba que era la fotografía.

Comencé con amigos haciendo experimentos fotográficos pero de pronto descubrí que había un mundo en la fotografía de juguetes: armar los escenarios que yo imaginaba me resultaba mucho más interesante y práctico hacerlo a escala que producirlo en la vida real. Además la inseguridad en Caracas era (es) tal que no me atrevía a sacar la cámara porque me daba miedo que me la robaran.

Así empecé; a partir de ese momento cada vez que salía de Venezuela siempre destinaba un espacio importante en mi maleta  para los objetos y figuras que me iba encontrando.

Para mí lo más importante de mis fotos es que el humor esté presente. Desde humor infantil hasta el humor negro. Detrás de cada foto hay una historia que quiero contar.

El trabajo fotográfico de Kodiak Agüero Orta puede ser apreciado aquí

1 Comentario

Deja un comentario