Inmigrantes de varios países conforman la primera “biblioteca humana” de Chile

Vienen de Argentina, Colombia, Venezuela o desde Bolivia y han adoptado a Chile como la patria donde pueden rehacer sus vidas
Provienen de diversos países y se transforman en libros abiertos para relatar sus historias personales, en una innovadora actividad impulsada por el Colectivo MIGRA en el departamento de Talca, con el fin de informar y de romper con los estereotipos

Vienen desde Argentina, Colombia, Venezuela, Bolivia o incluso de Cataluña y han adoptado a Chile como la patria donde pueden rehacer sus vidas. Dada la creciente ola migratoria que han registrado los países más prósperos de Latinoamérica, en el departamento de Talca se inauguró la primera “biblioteca humana” de Chile, bajo la temática de la migración donde estos extranjeros se transformaron en libros para contar sus historias a los “lectores”, e interactuar y formular preguntas.

Así lo reseña el diario chileno La Nación al explicar que se trata de una iniciativa del Colectivo MIGRA financiada por el fondo Red Cultura del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), que apunta a visibilizar la diversidad de la región y a contribuir a la integración social y al reconocimiento de la población migrante que vive en dicha ciudad.
“Venía pasando y me encantó, porque tú te pones a imaginar lo que la persona está diciendo”, comentó Marta, una de las asistentes que pudo disfrutar de la actividad.

HISTORIAS DE VIDA

Chile
Romper la barrera del aislacionismo y propiciar la integración con el país que los acoge

Jairo, colombiano de nacimiento, sostuvo que “esto genera la real conexión que se tiene no solamente con el país, sino con las personas que lo habitan y las historias que tienen. Estas jornadas nos enseñan que todos podemos vivir en una misma comunidad, de verdad en hermandad, en estos momentos en los que la xenofobia nos hace tanto daño, pero que la humanidad nos demuestra que hay más valor en los seres que lo que realmente podemos ver”.

Melisa, joven talquina de 16 años, destacó que “me pareció súper entretenido” y añadió que “esto es una buena oportunidad para conocer cultura sobre otros países”. “La persona que habló con nosotros, sus papás son exiliados y, como nosotros somos chicos, uno no ve estos casos más allá de la televisión”, apuntó.

En tanto, Francisca afirmó que “participé de la actividad porque me parece que es muy interesante, permite abrirse a temas que uno desconoce desde lo humano, porque si bien el tema de la migración está sobresaliendo ahora, acercarse a estas historias permite entenderlas de otra forma y enriquecer la mirada que uno tiene respecto a estos procesos que son potentes”.

“LIBROS HUMANOS”
Issac es catalán y fue uno de los “libros humanos” de la biblioteca. Sobre su relato, dijo que “es la historia de un año que estuve trabajando en África y el hecho de sentirse totalmente distinto, estar indocumentado y sentirme por una vez en mi vida en minoría étnica, como se puede sentir un africano en Europa… darle la vuelta”.

“La experiencia ha sido muy linda, muy bonita. Además, los ‘lectores’ han sido muy participativos, han entendido muy rápido el mensaje que quería darles y ha estado todo muy interactivo”, describió.

A su vez, el italiano Giorgio expresó que “más que contar mi historia, me interesa mucho la reacción de las personas que van escuchando y qué les provoca”, mientras que para la venezolana Oriana fue “una experiencia espectacular y liberadora”.

Contar quiénes son, de dónde vienen y lo que están dispuestos hacer

ROMPER LOS ESTEREOTIPOS
El coordinador del proyecto, el francés Cedric Devries, explicó que “la ‘biblioteca humana’ apunta a informar y a romper los estereotipos más comunes y a menudos los más persistentes, y representa una manera concreta de promover la interculturalidad y la comprensión; se caracteriza por la simpleza de su mecanismo, en un espíritu positivo y con humor”.

A su vez, el italiano Stefano Micheletti, integrante del Colectivo MIGRA, afirmó que “estamos muy contentos con los resultados, mucha gente se ha interesado y se ha sentado a conversar con nuestros ‘libros humanos’”. “Para nosotros, el objetivo central de esta iniciativa es visibilizar la diversidad cultural de la región y contribuir así a la integración social y al reconocimiento de la población migrante que vive en Talca.

Lamentablemente no faltan los episodios de discriminación, y nos parece central aportar a la construcción de vínculos que impulsen una sociedad más abierta, integradora y respetuosa”, concluyó.

Según el sitio web www.humanlibrary.org, esta fue la primera vez que se realizó este tipo de actividad en Chile. La iniciativa se implementó durante la tarde del miércoles en la Plaza Cienfuegos de la capital de la Región del Maule y se espera que pronto se efectúen nuevas sesiones.

SON MÁS QUE NÚMEROS
En un 48% ha aumentado la población migrante en la Región del Maule entre 2005 y 2014, pasando de 3.403 a 5.021, según un documento publicado en 2016 por el Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública. Eso sí, la cifra solo representa un 0,5% de la población regional y un 1,2% respecto del total nacional.

Se trata de un grupo mayoritariamente femenino (51,3%) y joven (un 55,3% tiene entre 20 y 50 años). No obstante, El Maule concentra la mayor cantidad de inmigrantes en proporción de 66 años o más con un 10,4% del total del país.

La migración argentina es la más relevante concentrando un 24,1% en 2014, aunque presenta una baja de 6,8 puntos porcentuales respecto a 2005. También destacan otros flujos sudamericanos, como Ecuador (9,4%), Colombia (8,4%), Perú (7,5%), Brasil (3,7%) y Bolivia (2,1%), que en conjunto representan poco más del 55%. Un 14,3% proviene de Europa, resaltando la presencia española (7,2%).

En tanto, según la encuesta Casen, en el año 2013 eran 2.743 los inmigrantes en El Maule, bordeando los 6.000 al término de 2016. Asimismo, entre 2010 y 2014, el número de visas entregadas a nivel regional alcanzó una tasa de crecimiento anual del 22%.

Publicado en http://www.lanacion.cl

 

Deja un comentario