El joven exiliado que encaró al embajador Isea

El joven exiliado político venezolano Manuel Rodríguez Bolinaga logró superar las barreras que habían sido impuestas para entrar al acto que organizó el jueves 11 de mayo la embajada de Venezuela en Madrid en el Centro de la Diversidad Cultural que mantiene el pueblo venezolano en el exclusivo barrio de Salamanca. A este militante de Voluntad Popular, exdirigente estudiantil en la UCAB Ciudad Guayana, le llaman “Palito”. Había sido detenido en marzo de 2014 junto a otros cuatro jóvenes bajo supuestos falsos. Al sortear la cárcel se marchó a España. El jueves asistió al acto oficialista, grabó parte del ambiente y tomó la palabra sin que se la concedieran. Les dijo unas cuantas verdades al embajador Mario Isea y a sus correligionarios. Inmediatamente la custodia del local le maniató, le golpeó y le sustrajeron el teléfono móvil. A las once de la noche se dirigió a la estación de policía más cercana y puso la denuncia.

Deja un comentario