Los nuevos gastrónomos de Madrid

Goiko Grill
Equipo del Goiko Grill
Asdrúbal Salazar - Limone
José Antonio del Pozo - La Casa Tomada
Alfonso Bortone - Paper Boy
Antojos Araguaney
Luis Criscuolo - La Sanducherie
Arrow
Arrow
Asdrubal Salazar - Limone.
Slider

 

“Algunos eran publicistas en Caracas, otros cocineros, estudiantes de medicina o directivos en empresas internacionales. La situación política y económica de su país les llevó a renunciar a su futuro soñado y ponerse tras la barra de una panadería o un bar. Y la jugada, casi sin esperarlo, les ha salido muy bien.”

El portal ElEspanol.com ha hecho inventario de algunos jóvenes venezolanos -auto exiliados ante el futuro incierto de su país- que han emprendido sus propios negocios gastronómicos en la capital española. Título: “El exilio venezolano invierte en restaurantes en España”

En la panorámica de estos emprendedores se encuentran nietos de quienes llegaron a Venezuela huyendo de la represión franquista o de la II Guerra Mundial.

Por ejemplo, Andoni Goicoechea, nieto de bilbaínos que viajaron a Venezuela durante la Guerra Civil española, montó el Goiko Grill. O el caso de José Antonio del Pozo (dueño de La Casa Tomada, en Chueca), que es nieto de una pacense (Badajoz) y un canario. Los de la “tavernetta” Limone, Asdrúbal Salazar y su cuñada Francesca Assandria, son descendientes de italianos y se han establecido en el barrio de Salamanca.

El reportaje de El Español identifica a Fernando Rodríguez, dueño de la cadena Antojos Araguaney, como “toda una institución” para los jóvenes emprendedores venezolanos. Fue de los primeros en llegar a Madrid (año 2008) y con la ayuda de la ONG Mita consiguió un préstamo de 25.000 euros de Aval Madrid para su primer negocio, un pequeño taller de fabricación artesanal de quesos venezolanos. El taller se ha convertido en una fábrica en la que produce una amplia variedad de productos venezolanos con los que abastece a numerosos restaurantes, incluido el suyo, Antojos Araguaney Grill, y a sus tres tiendas gourmet repartidas por Madrid.

Y también reseñan a La Sanducherie, en el barrio de las Salesas, que emprendieron Luís, Alfredo y Pablo, formados en abogacía, finanzas y marketing y ahora sirven bocatas estilo gourmet.

Reportaje completo en ElEspanol.com

Deja un comentario