Julio Borges: “Recibo este premio en nombre de quienes más sufren en Venezuela”

Julio Borges: “Recibo este premio en nombre de quienes más sufren en Venezuela”
Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se dirige a la plenaria del Parlamento Europeo en la ceremonia de entrega del Premio Sájarov 2017 a la libertad de conciencia - © European Union 2017

 

CARLETH MORALES SENGES en Estrasburgo –

El presidente de la Asamblea Nacional Julio Borges y el alcalde de Caracas Antonio Ledezma, fueron la encargados de recibir el Premio Sájarov a la libertad de conciencia otorgado por el Parlamento Europeo este año. La breve ceremonia, celebrada este 13 de diciembre en el hemiciclo de Estrasburgo, Francia, fue presidida por el presidente de la institución, Antonio Tajani, en ausencia de los parlamentarios de los partidos de extrema izquierda europea.

En su discurso, Julio Borges hizo un llamado al Parlamento Europeo para que, mediante una comisión formal, acompañe a Venezuela en las elecciones presidenciales que se celebrarán en los próximos meses y agradeció el espaldarazo que representa este galardón para la lucha por recuperar las libertades. “Diputados, son tiempos difíciles pero vemos el futuro con esperanza. Anhelo el momento en que se abran las celdas y regresen los exiliados, nos abracemos todos y trabajemos para que se respete la Constitución y tengamos un verdadero estado de derecho”.

Julio Borges: “Recibo este premio en nombre de quienes más sufren en Venezuela”
Delegación venezolana muestra la placa que certifica el premio Sájarov 2017 en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia.

Borges hizo mención a la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela. “Muchos recibirán esta Navidad en medio de graves carencias pero con la misma humildad, fe y amor que lo hicieran María y José hace más de dos mil años”. El presidente de la AN cerró sus palabras recordando que recibe este premio “con humildad, en nombre de quienes más sufren y merecen un futuro de oportunidades en Venezuela”.

Seguidamente, el alcalde Antonio Ledezma, en un emotivo discurso, dijo no llegar a esta tribuna con una sonrisa “no tengo fuerzas ni para simularla”, y parafraseando a la esposa de Sájarov cuando en 1975 recogió en su nombre el Nobel de la Paz, dijo “no puedo estar contento ni feliz recibiendo este premio sabiendo que en mi patria hay presos de conciencia, sabiendo que en las mazmorras de Venezuela hay más de 300 presos políticos”.

Ledezma, que hoy también vive un el exilio, dijo estar presente “en nombre de los venezolanos, que hoy se engalanan con esta distinción. Lo recibimos con la gallardía y el coraje de nuestro país como ejemplo de lucha tenaz”. Y convirtiéndolo en flores “para llevarlas a la tumba de Franklin Brito y los caídos en las protestas”, cerró su discurso, que dio paso a la entrega del galardón, recibido también por Yamilé Saleh, Patricia de Ceballos, Leopoldo López Gil y Antonieta Mendoza, Alejandra González y José Ignacio Pérez, familiares y representantes de presos políticos en Venezuela.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.