La visión del GSMA sobre el Ecosistema Digital

FIDEL SALGUEIRO –

A mediados del año 2016, la Asociación Mundial GSM (GSMA) le encargó a la consultora Nera un estudio sobre “El nuevo marco regulatorio para el ecosistema digital”. Como asociación que agrupa a lo más representativo de la industria móvil mundial, el estudio persigue aportar a la discusión actual acerca de las implicaciones que tiene la convergencia tecnológica, las aplicaciones y el nuevo ecosistema digital.

Para la GSMA es importante indicar cuál es el más adecuado marco regulatorio de un país para garantizar así las inversiones para la industria móvil, la sostenibilidad de la innovación y afrontar las realidades competitivas de los emergentes OTT (Over The Top).

fidel-salgueiro-composicionEl informe cubre los siguientes aspectos:

  1. Las dinámicas competitivas del actual ecosistema digital, así como su relación con las políticas públicas en general y con las regulaciones gubernamentales en particular;
  2. Los desafíos regulatorios de la convergencia.
  3. Establecer recomendaciones para que la regulación adopte, en los escenarios de las políticas públicas, un conjunto de principios guía para interpretar las realidades y desafíos derivados de la economía digital.

Dinámicas competitivas

Existen tres características principales que distinguen a los mercados de las tecnologías de la información, incluidos los mercados de servicios de telecomunicaciones (TIC), de los mercados de la economía industrial:

  1. A) La modularidad. Significa que para que las tecnologías digitales funcionen y creen valor para los consumidores se deben combinar elementos complementarios. Algunos ejemplos de esto los servicios cloud que permiten el comercio y los servicios financieros electrónicos; las distintas aplicaciones del Internet de las cosas que facilitan el control de dispositivos; el uso de distintas plataformas en tiempo real, videojuegos o contenidos (servicio IPTV), son solo ejemplos.

Lo que las hace modulares a las TIC es que todas ellas pueden ser ofertadas gracias a la combinación de distintas tecnologías, dispositivos, aplicaciones y contenidos y las telecomunicaciones para poder funcionar.

  1. B) Las economías de escala y de alcance. Estas dan como resultado menores costos y un mayor valor para los consumidores. Por lo tanto los impedimentos regulatorios que puedan limitar el alcance del mercado (horizontal o vertical) y/o que restrinjan las economías de escala y de alcance generarán mayores costos o productos de menor valor y adicionalmente impactan de forma considerable los componentes de inversión en el despliegue de nuevas infraestructura de red.

C). La competencia y los mercados dinámicos. En términos de la convergencia, el ecosistema digital significa que las empresas compiten en innovación y en su capacidad para crear nuevos productos y/o lanzar nuevos servicios al mercado. Esto hace que las tasas de innovación dentro del ecosistema digital sean de las más elevadas respecto a otros sectores industriales. De hecho, en este ecosistema las innovaciones suelen tener ciclos de dos o tres años y están acompañadas del fenómeno de las comunidades y la innovación abierta. Esta ha sido la experiencia de las denominadas empresas OTT (Over The Top).

Adicionalmente, para la consultora Nera, autora del reporte, los mercados dinámicos generan el desarrollo de nuevas tecnologías y la creación de nuevas ventajas competitivas incluso superiores a las que tradicionalmente disfruta un operador dominante de forma estática. Ejemplos como el de Skype en los servicios de voz o Instagram en la imagen digital, son solo expresiones de estas realidades. Los mercados dinámicos generan externalidades positivas y eficiencia en la red.

Conforme con los resultados de este informe, la política regulatoria tiene impacto directo en los resultados del sector. Ello permite a los consumidores una capacidad casi ilimitada de personalizar diferentes combinaciones de productos derivados todos del nuevo ecosistema digital y de esta capacidad de innovación colectiva inherente a este ecosistema.

Los desafíos regulatorios

Un principio básico de la regulación es que la misma pretende subsanar las imperfecciones del mercado, incluyendo las ineficiencias y las asimetrías mercado y de información que el mismo mercado genera. La regulación también interviene a la hora de establecer políticas sobre las externalidades y los bienes definidos de carácter público, como el espectro o las denominadas facilidades esenciales, por tanto la visión del informe es que la regulación ideal para el sector es aquella en la cual la intervención del Estado genera más beneficios que costos.

Dado que no existe un mercado perfecto, como tampoco existe la regulación perfecta, y el sector telecomunicaciones no es la excepción, la regulación del sector se enfrenta a retos importantes como los siguientes:

Regular en un sector donde las condiciones del mercado y las tecnologías cambian más rápido que la propia regulación, lo que significa que las regulaciones impuestas hoy pueden no ser las mejores para mañana, o el año que viene. De este modo, incluso en el caso de que los reguladores puedan diagnosticar un fallo del mercado e identificar una intervención que suponga una mejora para el bienestar de los consumidores, las normas resultantes pueden quedar obsoletas en muy poco tiempo. Un buen ejemplo de esto es el caso Uber y su regulación en ciertos mercados como el europeo.

Dado que los mercados de telecomunicaciones tienen cierto nivel de complejidad, las regulaciones a menudo son complejas y ambiguas. Esto significa que pueden imponer cargas de cumplimiento importantes sobre los sectores regulados, que resultan incluso más pesadas para las empresas de nueva creación y los nuevos entrantes. En mi opinión, esto es bastante apreciable por ejemplo en mercados como los latinoamericanos con los servicios VoIP.

Finalmente, es importante regular para fomentar la competencia.

Recomendaciones del informe

Regular el acceso. Pasar del actual modelo regulado de reventa de elementos desagregados de la red y de regulación vertical por servicios a aplicar un patrón coherente en todo el ecosistema digital, que aplique los mismos criterios para evaluar los beneficios y costos de obligaciones de acceso, independientemente del sector o la tecnología.

Barreras de entrada y salida. El éxito de la economía digital se basa en el concepto de “Innovación sin permiso”, que anteriormente hemos definido como “Innovación Abierta o Innovación Colectiva”. Es la capacidad de las empresas de Internet de crear nuevos productos, sin que para ello deban pedir permiso a los reguladores.

En su mayoría, los operadores de telecomunicaciones no se benefician de la innovación sin permiso, sino que, por el contrario, están obligados por regulaciones legadas a pedir aprobación antes de presentar nuevos productos o retirar servicios antiguos. La adopción de un nuevo marco regulatorio implicaría una reevaluación completa de las barreras de entrada y salida que existen en la regulación actual. Centrándose en la mejora del bienestar de los consumidores y fomentando la competencia, la convergencia, la innovación y la creación de valor, creando un equilibrio entre uso de la red por terceros y el compromiso de inversión en las infraestructuras de la red por los operadores.

Privacidad y protección de datos. La forma como se usa y gestiona la información es la fuente del valor económico y social que ha creado el ecosistema digital, lo que ha llevado a los reguladores a establecer diferentes normas sobre privacidad y protección de datos.

Los principios del nuevo marco regulatorio defienden un enfoque independiente de la tecnología y los modelos de negocio, en cuanto a la regulación de la privacidad, más orientado en los modos en los que los datos se recopilan y utilizan.

Las fusiones y adquisiciones. Aunque las circunstancias varían en función de la geografía, los operadores de telecomunicaciones suelen estar sometidos a procedimientos de control de fusiones más extensos y engorrosos que el de otras empresas del ecosistema digital, en particular aquellas del mundo IT.

En EEUU, por ejemplo, las fusiones entre operadores de telecomunicaciones son evaluadas tanto por la FCC como por el Departamento de Justicia (DOJ), mientras que el resto de fusiones del ecosistema digital son revisadas por una única agencia. Ha sido el caso de Facebook y su compra de WhatApps. Esta fusión le dio a la primera empresa un dominio del mercado de la mensajería a nivel global.

El informe también refiere que por ejemplo en la Unión Europea, donde el control de todas las fusiones de gran tamaño o alcance transfronterizo se lleva a cabo por parte de la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea, las fusiones de empresas de telecomunicaciones experimentan períodos de evaluación más largos que las fusiones en otros sectores digitales.

La GSMA hace énfasis en el diseño de herramientas analíticas más sofisticadas para la evaluación de la competencia en mercados dinámicos y para la valoración de las eficiencias generadas por las fusiones en los mercados con fuertes economías de escala y alcance; de manera que las transacciones del mercado de telecomunicaciones se revisen en los mismos términos que el resto de transacciones del ecosistema digital.

Gestión del espectro. El espectro es uno de los recursos más preciados a la hora de ofrecer servicios convergentes y de banda ancha móvil. Un nuevo marco regulatorio debe reconocer realidad de la convergencia y la necesidad flexibilizar la asignación del espectro.

Disponibilidad universal y asequibilidad. Prácticamente, todas las naciones promueven el acceso a la sociedad de la información y la banda ancha, como un objetivo político de primer orden, especialmente en los países en desarrollo, donde un gran porcentaje de la población aún no está conectada, y que ha sido definida por la UIT como el acceso a la universalidad del servicio. Un nuevo enfoque del marco regulatorio aceptaría la naturaleza modular del ecosistema digital adoptando un análisis integral y equilibrado que mejore la disponibilidad y asequibilidad de todos los elementos de la plataforma del ecosistema digital.

Conclusiones

Para la GSMA el sector de telecomunicaciones ha vivido estos últimos años, cambios amplios y profundos, que la política regulatoria no ha conseguido seguir con la misma velocidad. Las políticas e instituciones regulatorias diseñadas para épocas pasadas, cuando la competencia era menos intensa y los mercados no eran tan dinámicos ni estaban tan interrelacionados, no parecen estar dando los mejores resultados.

Este trabajo presenta una visión importante del lado de los operadores, los responsables de la gran inversión en infraestructura. Aun cuando eso hoy está cambiando con las inversiones de Google y Facebook en cables de fibra óptica y acceso WiFi, las preocupaciones que actualmente rodean a una industria son las derivadas de este nuevo modelo convergente y la transformación digital que hoy vive la industria y que ha cambiado no solo la tradicional cadena de valor sino los modelos de negocio. Luce muy obvio que el actual modelo de regulación basado en servicios no está dando las repuestas para un mercado que cada vez mas compite en innovación y nuevos servicios.

[useful_banner_manager banners=3 count=1]

Deja un comentario