Los chavistas catalanes también fueron derrotados

Los chavistas catalanes también fueron derrotados
Votación popular contra Nicolás Maduro en Barcelona. Foto/Quique García - EFE

En Caracas, el lunes, el presidente Maduro fustigó duramente al presidente del gobierno español Mariano Rajoy por opinar sobre la Consulta Popular realizada el domingo en Venezuela. Asimismo le enrostró que no considerara legal el referéndum independentista que está programado para el 10 de octubre en Cataluña, pero sí el de “La Derecha” venezolana.

Pero los aliados de Maduro en Barcelona, los chavistas catalanes encarnados en las agrupaciones Barcelona en Común, Podemos y la CUP, el domingo 16 de julio quisieron boicotear la Consulta Popular que había programado la Mesa de la Unidad Democrática para que los venezolanos residentes en Barcelona se expresaran libremente.

 

En la mañana del domingo, se negaron a que se abriera el local (en el centro cívico Pere Quart del distrito de Les Corts, regentado por el ayuntamiento que preside la alcaldesa Ada Colau) donde serían habilitadas unas 15 mesas de votación en las que un estimado de 15 mil venezolanos depositarían sus votos durante la jornada. Tanto la Guardia Urbana como los Mossos d’Esquadra habían sido notificados de los pormenores del evento, al igual que las autoridades del ayuntamiento conocían la naturaleza de la consulta.

Hubo caos e improvisación, luego de la sorpresa ante el veto sobrevenido. Pero de nada sirvieron los obstáculos. La Consulta se realizó en la calle, a pleno sol, sin servicios disponibles, y, de paso, se demostró la capacidad de respuesta de los organizadores.

A primera hora de la mañana la organización SOSVenezuelaBcn alertó a través de las redes sociales de que encontraron el centro cívico cerrado y de que un representante municipal les comunicó que no podrían celebrar allí la consulta por falta de permiso, reseñó la edición catalana del diario El País.

Los chavistas catalanes también fueron derrotados
Adriana Rubial: “Pudimos realizar la Consulta. Ellos se equivocaron y no se dieron cuenta de la capacidad que tenemos los venezolanos de organizarnos y de salir adelante”

Adriana Rubial, coordinadora de la consulta y de la Mesa de la Unidad Democrática en Barcelona, lamentó las condiciones en que transcurrió la votación, pero celebró que finalmente los venezolanos pudieran participar. “Ni siquiera trajimos crema solar, ni toldos… pudimos enchufar las neveras con el agua gracias al enchufe que nos prestó una panadería”, dijo al diario El País. Aseguró que hasta que ha gobernado Podemos (en referencia al gobierno de Ada Colau) nunca habían tenido problemas al alquilar locales públicos o privados.

Una explicación más detallada sobre el veto de los chavistas catalanes y de la reacción de los organizadores, fue expresada por Adriana Rubial el lunes 17 en la mañana en el programa Espejo Público que emite Antena 3 (Video con la entrevista telefónica).

“Lo pudimos realizar, ellos se equivocaron y no se dieron cuenta de la capacidad que tenemos los venezolanos de organizarnos y de salir adelante”, subrayó Rubial. Agradeció a los vecinos de la zona y a los comerciantes su ayuda para que 15.000 personas pudieran ir a votar.

También denunció que Podemos nunca se ha posicionado en contra de la violación de los derechos humanos en Venezuela, por lo que pide que los que han huido del país por la falta de libertad no se encuentren con lo mismo en Barcelona. “No queremos un apoyo explícito, pero por lo menos que cumplan con la ley”, exigió.

La voluntad férrea y decidida de los venezolanos que luchan desde Barcelona contra el régimen de Maduro, y que a la vez deben guerrear con sus sucedáneos catalanes, se pudo expresar finalmente. El cómputo lo dijo: 14.186 votantes al sol y sin lavabos.

Deja un comentario