Los poderes paralelos de los venezolanos en España

Los poderes paralelos de los venezolanos en España
Los enviados de Juan Guaidó a España, Marruecos y Austria (Antonio Ecarri Bolívar, José Ignacio Guédez y William Dávila), a las puertas de la sede del Psoe en Madrid.

 

VÍCTOR SUÁREZ –

Antonio Ecarri Bolívar, embajador de Guaidó en España, termina el año con sus mismos tres jerseys, dos trajes oscuros más un blazer claro, y una amable sonrisa que oculta una gran preocupación. Los otros tres embajadores que viven en España, pero que representan al presidente interino en otros tantos países, tampoco la están pasando bien. El embajador de Maduro en España, Mario Isea, ha llegado al foso: no tiene cómo pagar salarios a sus funcionarios diplomáticos, se considera una más de las “víctimas” de las sanciones financieras estadounidenses y pide auxilio, pues también se encuentra “aboyao”.

Igual o peor situación viven los representantes de Venezuela, en uno y otro bando, en el resto de Europa. La mayoría de los países europeos ha reconocido a Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, desde comienzos de año, y han embestido contra el carácter ilegítimo del gobierno de Maduro, pero con el correr de los meses la situación se ha enrarecido, al punto de que muchos consideran que ya sus personales situaciones son insostenibles.

España es el centro. España consiente a ambos bandos. Aunque oficialmente el gobierno en funciones de Pedro Sánchez ha dicho que sigue y seguirá las directrices de la Unión Europea, en cuanto al tratamiento de No Legítimo al gobierno venezolano, es cierto que dos aguas rigen su política relacionada con Venezuela. Y Josep Borrell, ministro de Exteriores de Pedro Sánchez y ahora Canciller de Europa, se encuentra en situación de verónicas y muletillas. Para allá y para acá. Ayer me dijiste que hoy, hoy me dices que mañana.

USURPADORES SIN ECOS

En un año de diplomacia venezolana sui géneris –la acción exterior de un gobierno que ejerce un poder enflaquecido versus la acción de un movimiento opositor que se esfuerza en sustituirlo- el balance es realmente preocupante y hasta desolador para ambos contendientes.

El régimen de Maduro no ha podido contrarrestar el repudio mundial. Y el que se expresa en Europa ha sido duro en sus declaraciones, pero “tibio” en lo que respecta a resoluciones, como ha dicho Ecarri Bolívar.

Europa no ha avanzado mucho en cuanto a sanciones a los responsables de violaciones a los derechos humanos, a funcionarios incursos en corrupción o bloqueo de cuentas bancarias y suministros al régimen venezolano. Estados Unidos ha sido mucho más resuelto. Y tampoco el régimen ha hecho muchos esfuerzos en contrarrestar la posición europea.

El canciller Arreaza se ha limitado a la reacción supuestamente indignada. Habla Mogherini, exalta comisionada para asuntos exteriores de la UE, y responde con una sandez. Habla la alemana Merkel y la trata de injerencista. Hablan la chilena Bachetet o el español Borrell y les responde: “Sus opiniones políticas se traducen en soterrados apoyos a los actores políticos violentos que han atentado contra la estabilidad y la democracia venezolana durante todo el año 2019”. La acción exterior del régimen siempre ha estado a la defensiva. Sus antiguas legiones de partidarios, muchos intelectuales, muchos libertarios, han retirado su apoyo al régimen, o se han replegado ante la evidencia de que la revolución bonita ha sido una ilusión que ahora es indeseable.

Chávez, con su magnetismo que al cabo consideraron bufonesco, ya no es ejemplo a seguir, y a Maduro, menos. La izquierda sacrosanta europea ha dejado atrás al ideario rojito que alguna vez le inflamó.

Quizá el régimen pudiera pensar ahora en la posibilidad de una especie de «respiración asistida», en caso de que una coalición Psoe-Podemos-Nacionalistas vascos y catalanes se haga con el gobierno de España.

EMBAJADORES EN SU LABERINTO
Esta foto fue tomada en la presentación del libro Venezuela en su laberinto, acto que se realizó el 15 de noviembre en la sede española del Parlamento Europeo. Aparecen allí el eurodiputado Leopoldo López Gil (anfitrión y presentador), con la autora María Angélica Correa y los embajadores de Guaidó en España (Antonio Ecarri Bolívar), Hungría (Enrique Alvarado), Austria (William Dávila), Bélgica (Mary Ponte) y Marruecos (José Ignacio Guédez). Todos viven en España, excepto la designada en Bruselas. López Gil habita entre Madrid, Estrasburgo y Bruselas.

KAMIKAZES SIN FONDOS

La avanzada de Guaidó en Europa estaba compuesta por un voluntarioso grupo kamikazes. Su consigna principal era “Generar presión externa contra el gobierno de Nicolás Maduro y apoyar a los venezolanos alrededor del mundo”. Los principales países estarían cubiertos. Los embajadores (e) se caracterizan por ser gente preparada, gente de empuje, algunos más que otros. Gente que responde a partidos políticos, gente que no. Gente de acuerdo con los tres preceptos –cese a la usurpación, régimen de transición y elecciones libres- y gente que invertía los factores. A poco renunció la representante en República Checa. Fueron añadidos representantes en Portugal y Grecia. Existe un organismo de coordinación, que a través del chat se ponen de acuerdo y/o reciben instrucciones sobre política puntual. El Partido Popular español logró colar por carambola en el puesto doce (12) de su lista al Parlamento Europeo al venezolano Leopoldo López Gil y a partir de entonces este despacha desde Estrasburgo, Bruselas.y Madrid.

El régimen de Maduro se mantenía en sus trece, que no era más que inmovilismo total. Tampoco tiene dinero. Los Círculos Bolivarianos de antaño han dejado de existir. La influencia en los medios ha mermado a cero. Hasta el mismo Melenchon, el de Francia Insumisa, había dejado de pronunciarse en Francia. Podemos, en España, había metido en el desván sus antiguos devaneos. En Grecia ni se habla de Venezuela. En la página web de la embajada de Maduro en España los únicos comunicados de respaldo en todo un año han sido los de Izquierda Unida y del Partido Comunista. La siembra de Samuel Moncada en Londres se había marchitado y la actual embajadora Rocío Maneiro desde el año pasado debió alojar en el Bolívar Hall a tres diplomáticos y sus familias por cuanto la falta de pago de sus salarios les había obligado a abandonar sus residencias alquiladas. En Madrid, tanto los funcionarios locales y como los procedentes de la Patria Potencia cobran cada tres meses. La revolución, ahora en manos de Maduro, ha desaparecido del mapa europeo. Es una cosecha de proeza inversa que algunos atribuyen a la ineptitud del canciller Jorge Arreaza.

MADRID, CENTRO DE PODERES PARALELOS

UN COMUNICADO INUSUAL
Con frecuencia se tiran de las greñas y se pisan los callos. Por primera vez en mucho tiempo diez y seis (16) partidos políticos, oenegés y asociaciones de venezolanos en España, se han unido para expresar por escrito su repudio a un foro organizado por la embajada de Maduro que primero tituló “La Revolución Bolivariana frente a la agresión estadounidense”, y luego trocó en “El sistema educativo en la República Bolivariana de Venezuela”, el cual se realizó en el ateneo local el 13 de septiembre, con las intervenciones de Mario Isea y de Arantxa Tirado, politóloga española simpatizante del chavismo. En opinión del dirigente opositor de la Causa R en España, Manuel Rodríguez, “este foro ofrece una tribuna a los representantes de la dictadura venezolana para promover un régimen que solo ha traído miseria y hambre a su país”. Y fueron hasta el Ateneo a manifestarse. Los “colectivos” de Izquierda Unida y del PCE también se agolparon. El aforo de 48 asientos de la sala “Estafeta” se colmó. En las afueras, la policía detuvo a una persona, que no era de uno ni de otro bando, sino un miembro alebrestado del equipo de seguridad del mismo Ateneo. Isea cambió el discurso en vista del inesperado cambio de temática (“En 2018, Venezuela cerró con una inversión histórica en educación de 7,5 por ciento del Producto Interno Bruto y ese año más de 10 millones de personas estaban inscritas desde la etapa inicial hasta la universitaria”), pero Arantxa Tirado ni siquiera se enteró del cambio climático (“Es cierto que hay un conflicto de clases interno, entre unos sectores elitistas muy acomodados frente a los sectores populares que respaldan mayoritariamente el proceso bolivariano, muy evidente incluso en términos raciales”).

En 2019 Madrid comenzó a convertirse en la Viena de 1949. Setenta años atrás fue filmado El Tercer Hombre, una película que pintaba el esplendor de la Guerra Fría. Allí confluían los espías, los diplomáticos y los mercaderes de todos los bandos. España es ahora el centro de acopio de 300 mil desdichados, pero también el de todos los rábulas. Un secretario de Rafael Ramírez, el jefe de PDVSA que más tiempo ha estado al frente de esa corporación petrolera, se cuelga en su oficina y muere, y detrás deja una estela de sinsabores al socialista Raúl Morodo, embajador español de los tiempos de Zapatero que se encuentra en la actualidad bajo vigilancia del Reino de España por lavado de dinero procedente de Venezuela. Están los que desfalcaron a la Corporación Eléctrica de Venezuela, presos o pendientes de extradición a EEUU. Huido está El Pollo Carvajal, el gerente más preciado por los servicios de inteligencia de EEUU. Están los Bolichicos, disfrutando de un paraíso semifiscal. Están los que recibieron lo suyo a cambio de entregarle al gobierno el periódico de mayor circulación en Venezuela. Están los hijos de los más prominentes del régimen, civiles y militares. Están los beneficiarios del reciente accidente de aviación en Charallave, en la calle Almirante de Madrid. Con el rabo encendido, están los que gritan. “¡Coño!, déjenme hacer mi vida!

Y también están las corporaciones litigantes que se han propuesto, en nombre del gobierno de Venezuela, unos, y en nombre de sus dolientes, otros, “recuperar” los bienes que han sido incautados o retenidos en Europa a raíz de las sanciones internacionales.

España (Madrid) es el centro del dinero, del poder, de la Venezuela exhausta, y también de la Venezuela del porvenir.

LAS COSECHAS EMERGENTES

Esa desdicha tiene norte, el exilio tiene sabor, talento y empeño. No tan lejos, cuando florezcan las amapolas (olelo lai lelo lai), como ofrecía Manolo Monterrey con La Billo´s Caracas Boys. Mil claveles han germinado en España y en el resto de Europa. Una presentación quincenal de algún libro de ensayos, análisis, poesía, novela, de autor venezolano. Una conferencia, un foro, una mesa de debates, un conversatorio, programas de radio en streaming, podcasts seriados de la más variada temática. Boris Izaguirre, otrora estrella del sifrinismo de exportación, ha perdido la plaza. Son otros, aunque con menos estruendo, quienes han tomado el relevo. Cantantes y ejecutantes que han pasado de las estaciones del Metro y de las plazas más concurridas, a organizarse en orquestas, conjuntos y guatacas (clásicas y populares). Los artistas famosos hacen presentaciones continuas en primavera y verano. En la cartelera de Casa de América aparece siempre algún evento relacionado con Venezuela. Una editorial (Kalathos) ha logrado publicar 16 títulos y tiene en espera otra docena. Un director de canto coral (José Mena) se ha destacado tanto que hoy tiene a su cargo siete (7) formaciones vocales en Madrid. El grupo C4Trio se presenta y dicta talleres de cuatro criollo en la cripta de la Sagrada Familia, donde también le han dado acogida a la Orquesta Sinfónica de Barcelona, integrada mayoritariamente por jóvenes músicos provenientes de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles. Destaca aquí la contribución siempre atenta de la pianista Gabriela Montero. La hija de la española ha sido un éxito en narrativa. The night gana la tercera edición de la Bienal de Novela Mario Vargas Llosa. Broadway-Lafayette, el último andén es presentada en Madrid. Un sabio nacido en León (Atanasio Alegre se hizo psicólogo clínico, filósofo, profesor en tres universidades y académico de la lengua en Venezuela) que había presentado la reedición de su monumental El crepúsculo del hebraísta en junio 2018 en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, falleció en Le Havre (Francia) el 27 del abril pasado. Un periodista que se fue de niño para allá y 50 años después volvió de la Octava Isla, ha ganado dos concursos literarios en Canarias. Otro se asentó en Génova, ciudad de Italia, y su poesía ha logrado entrar en festivales italianos. Cocineros que montan sus propios chiringos; la arepa, el tequeño y la hallaca han tomado fuerza, con o sin harina PAN. El emoticon de la arepa, para uso en dispositivos móviles, ha sido admitido por el consorcio internacional Unicode, bajo el código L2/19-156. Se calcula en más de doscientas (200) areperas las existentes en Europa. La organización de periodistas venezolanos en España (Venezuelan Press) agrupa a casi trescientos colegas, y ya no caben en su chat. Parejas se han ido a vivir y trabajar en aldeas vacías, y pronto ha reaparecido el alegre verdor en sus praderas. Profesionales de especialidad diversa homologan sus títulos y se incorporan al torrente sanguíneo de la sociedad europea. Aquella generación de profesionales del petróleo que fue obligada a surcar la mar serena, hoy son consultores senior con valía mejorada. Un arquitecto y fotógrafo (Ramón Paolini) expone y presenta su libro Caracas en la galería La Fábrica. El Museo Guggenheim Bilbao exhibió en octubre 60 obras de Jesús Soto, realizadas entre 1950 y 2001. Soto: La cuarta dimensión es la primera exposición que se realiza en España sobre la obra de este artista desde hace 37 años, tras la antológica que le fue dedicada en Madrid, en el Palacio Velázquez en 1982. La galería Odalys en Madrid expuso ocho obras de Gertrud Goldschmidt (Gego: La línea es el recorrido) y siete de Manuel Cabré, el pintor del Ávila. El Concierto Especial de Navidad, organizado por el ayuntamiento de Madrid en el Centro Cultural Moncloa el 19 de diciembre, fue ofrecido en su totalidad por un cuarteto vocal venezolano. Un trompeta muy joven, Pacho Flores, es el experto “catador” en la fábrica de instrumentos de viento que Deutsche Grammophon tiene en España, y abrirá el Año Nuevo el 3 de enero en el Teatro Cervantes de Málaga con su fantasía concertante Cantos y revueltas, acompañado de un cuatro criollo y la Orquesta Filarmónica de la ciudad.

LOS CIRIOS DEL OLVIDO

No todo es coser y cantar. El inusitado flujo migratorio venezolano está trastocando las tendencias mundiales. El informe 2019 sobre migraciones de la OCDE, organización que agrupa a las 36 economías más desarrolladas del mundo, indica que el número de solicitantes de asilo de origen venezolano se ha disparado con tal fuerza que ya Venezuela se encuentra entre los tres primeros países en esa situación. Durante cinco años consecutivos ciudadanos de Afganistán, Siria e Irak habían mantenido los primeros lugares en número de peticiones de asilo, pero en 2018 Venezuela ha desplazado a Irak.

El éxodo no cesa. Según el Enviado Especial de la ONU para la migración venezolana, Eduardo Stein, el año próximo serán 6.5 millones, “causando la principal crisis migratoria en el planeta”.

Entre los países europeos de la OCDE, España es el primer receptor de solicitudes de asilo de venezolanos, con 19.070 en 2018. Le siguen, muy lejos, ciudadanos de Colombia (8.465) y Siria (2.725). En diez años, el número de peticiones de venezolanos se incrementó desde apenas 48 en 2008 a casi 20 mil en 2018. De las 52.750 solicitudes que recibió el Estado español en 2018, el 36.2% fueron de venezolanos.

El sistema europeo de cuotas y la burocracia de siempre han taponado el proceso de concesión de asilo en España, afectando a miles de compatriotas. Para remediar un tanto la situación, el gobierno de Pedro Sánchez ha concedido este año el beneficio de residencia y carta de trabajo a unos 15 mil náufragos, bajo la figura de “ayuda humanitaria”. Un total de 15.315 personas, la mayoría ciudadanos de Venezuela, se han beneficiado del permiso de residencia por razones humanitarias en lo que va de 2019, según datos del Ministerio del Interior (informe de agosto). El Gobierno activó el pasado mes de enero esta herramienta para autorizar la residencia y trabajo a aquellos ciudadanos venezolanos a los que se les había denegado la protección internacional desde el año 2014.

Los poderes paralelos de los venezolanos en España
Pensionados y jubilados en Madrid. A la derecha, el presidente de la asociación, profesor Pedro Ontiveros.

Los jubilados y pensionados venezolanos en España han logrado que el gobierno reconozca ¡al fin! que la tasa de cambio NO ES de DIEZ (10) bolívares por UN (1) US dólar, paridad que hace cuatro años regía para calcular el monto de las pensiones en el extranjero, sino que en realidad hoy cabalga azorado y tendido con el dólar paralelo (según el Banco Central, el cambio del día 2-1-20 es de 52.230 bolívares por euro). El régimen de Maduro dejó de pagar hace 48 meses a unos 12 mil pensionados radicados en el exterior, dos tercios de ellos con residencia en España. Sin ayudas, con los ahorros a menos cero, calculan que la deuda acumulada estaría entre 50 mil y 55 mil euros per cápita. Exigen que esa deuda sea inextinguible y que además sea transferible a sus sucesores. Lo primero que hizo el (e) embajador Ecarri Bolívar al llegar a Madrid fue reunirse con los jubilados y pensionados en la iglesia de Nuestra Señora de las Delicias. En octubre se reunieron con la diputada Delsa Solórzano, quien escaló en Madrid a su regreso de la 141 Asamblea de la Unión Interparlamentaria Mundial realizada en Belgrado, Serbia. Los jubilados y pensionados le plantearon siete (7) puntos, entre ellos el reconocimiento de la deuda por parte del IVSS, el establecimiento de un cronograma de pagos, la regularización de los pagos, declaración de deuda no extinguible, incorporación del tema en el Plan País. En la asamblea de diciembre de la Asociación de Madrid, su presidente Pedro Ontiveros dijo que todavía no han recibido respuesta de parte de la Asamblea Nacional. Cada tercera  semana de cada mes de este año, un centenar de jubilados y pensionados se han apersonado en los bajos de la Iglesia de las Delicias para recibir una caja con productos suministrados por la Banca de la Alimentación. A fines de enero pasado el ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social dispuso una partida de 20 millones de euros para beneficiar a unos 4.800 españoles o venezolanos que cotizaron al IVSS en Venezuela, a la vez titulares de pensiones impagas y que al menos hayan trabajado y cotizado en España durante un año.

Los poderes paralelos de los venezolanos en España
CUARTO PREMIO ORTEGA Y GASSET
En mayo resonó El Pitazo en la sala de fiestas del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Por primera vez, en 36 ediciones, un medio tradicional o digital venezolano obtiene el premio Ortega y Gasset, que otorga el diario El País. «La generación del hambre», reportaje realizado en alianza con la plataforma Connectas, mereció el galardón en la categoría «Mejor cobertura periodística». Estuvieron allí Johanna Osorio, coordinadora del proyecto, Elsy Torres, coordinadora de diseño, Alma Ariza, coordinadora del equipo audiovisual, Sheyla Urdaneta, periodista y editora, Gustavo Alemán y Javier Melero, subdirectores, y César Batiz, director general. Antes que El Pitazo, tres venezolanos han recibido tal distinción: En 1989, Luis Manuel Fernández Millán, periodista deportivo; en 2011, Moisés Naím, columnista de El País por su trayectoria profesional; y en 2015, Teodoro Petkoff, fundador-director del diario Tal Cual, igualmente por su trayectoria profesional. El jurado dictaminó: «(Es) un grupo de periodistas jóvenes y admirables que arriesgan y que van al lugar en el que suceden las cosas, a buscar los hechos y contarlos». En sus palabras de aceptación del premio Johanna Osorio dijo: «Esta es la historia de ocho niños -uno de ellos murió antes de la publicación del reportaje- que nunca se van a recuperar del daño hecho por las medidas irresponsables del Estado, iniciadas por Hugo Chávez y perpetuadas por Nicolás Maduro».

EL HERVOR DE LA CIUDAD CONDAL

En la caldeada Barcelona, la vida del migrante venezolano también es pesarosa. El Corresponsal Pineda retrata así las vibraciones del año que termina:

“Debido precisamente a la gran oleada migratoria de venezolanos en Cataluña, se ha registrado con fuerza este año el fenómeno de implantación de agrupaciones de profesionales, asociaciones de pensionados, de artistas y hasta de comerciantes, lo que ha obligado a los ayuntamientos (Barcelona, Badalona, Reus, Berga, Sampoil, Tarragona, Sabadell, Prat de Llobregat, entre otros) a organizar cursos de formación de estos venezolanos, comenzando por la enseñanza del catalán como lengua y el desarrollo de cursos de formación en actividades laborales, aunque este aporte no ha sido del todo satisfactorio dada la escasa atención que se le reconoce a la migración venezolana. Para mitigar esta poca disposición del estado español y de las autoridades representadas en la Generalitat y en los ayuntamientos catalanes, ha surgido un crecimiento importante en la conformación de grupos de WhatsApp alrededor de la información en los renglones de búsqueda de empleos, jornadas gratuitas de salud organizadas por médicos y otros profesionales venezolanos; asesoramiento legal y de asistencia psicológica y religiosa, así como la conformación de grupos musicales, con talleres de carácter público para agrupaciones corales, cuatro, danza y teatro, también deportivas, en especial de fútbol y de beisbol. Destacan los grupos de WhatsApp de Organizaciones BCN (de marcado carácter político opositor). Apoyo a Paisanos, cuya finalidad es la de informar y asesorar a compatriotas en situación de solicitud de asilo. Mi Empleo, orientado únicamente a informar sobre posibilidades de trabajo. Vida Interior Radical, espacio de carácter religioso, espiritual y ayuda psicológica. VeneProgreso, un grupo nuevo para convocar a venezolanos comerciantes y emprendedores en negocios. Juntos hacia el Éxito, con similar característica pero que agrupa a profesionales. Ventas&Mas, para el intercambio del pequeño comercio. Inmigrantes, grupo surgido al calor de la migración masiva de venezolanos en Barcelona ocurrida en verano y que reveló la presencia de una diáspora sin recursos ni información que le permitiera vincularse al resto de los venezolanos. Hope4salud y SaludBarcelona, ONG ocupadas en la recolección de medicamentos para enviar a Venezuela. Existen otros grupos en los distintos municipios de Barcelona, como la Agrupación de Médicos en Reus. Zulianos en Berga y Badalona. Grupos de Gent Grande (tercera edad) en Samboil, etc.”

(Nota del periodista y editor de Actualy.es Omar Pineda, residente en Barcelona, España)

UN PRESIDENTE CEGADO

A inicios de diciembre el portal Theconversation.com publicó un reportaje firmado por Thomas Posado, al que tituló Venezuela ante la primera crisis migratoria global. Posado, investigador de la Universidad de Aix-Marseille, en Francia, es miembro de la junta directiva del Grupo de Estudio Interdisciplinario sobre Venezuela (GEIVEN).

Este es un extracto:

“La reacción del gobierno de Nicolás Maduro ante esta crisis (migratoria) puede resumirse en tres aspectos: desprecio, eufemización y el deseo de repatriación. El desprecio se manifiesta en sentencias recurrentes de los principales funcionarios del ejecutivo venezolano, en particular el jefe de Estado en persona, que en particular acusó a los migrantes venezolanos de ser abusados por «la oferta falsa del derecho», asegurando que se van para «aprovechar las mieles de otros países y terminar fregando los inodoros, como esclavos y mendigos».

“La eufemización se puede ver en una de las pocas estimaciones de Nicolás Maduro durante una entrevista televisada a principios de febrero de 2019, donde considera que la emigración oscila entre 0,6 y 0,8 millones de personas. La voluntad de repatriarse se materializa en la implementación del plan «Vuelta a la patria». Según datos del gobierno, 15.946 venezolanos se habrían beneficiado, o el 0,3% de la migración total. Sin embargo, la tasa de emigración se estima actualmente en 5.000 salidas por día, es decir que el saldo migratorio del plan «Vuelta a la patria» se alcanza en solo tres días.”

EL ALMIRANTE DE LA CARLOTA

Los poderes pralelos de los venezolanos en España
Restaurante “La Carlota” en Madrid, propiedad de Alejandro Suegart.

Alejandro Suegart –Aleko, para los amigos- es uno de los nueve fallecidos en el accidente aéreo del pasado 19 de diciembre en las cercanías del aeropuerto de Charallave, cuyas trayectorias mercantiles fueron inmediatamente asociadas con los personajes más encumbrados del poder corrupto venezolano. Las iniciales notas de prensa sobre el suceso, una vez publicada la lista de pasajeros y tripulantes de la avioneta siniestrada, hablaban de testaferros, enanos bandar, modelos prepago, novias de sé quién, hermana de la primera dama del furrial, etc. De Alejandro Enrique Suegart Bonnet se decía que es socio de los hijos de Diosdado Cabello en las operaciones turísticas de Los Roques y hotel Humboldt. Cabello negó los señalamientos al estilo del sentimental Julio Jaramillo en sus mejores tiempos (´…Pero niégalo todo… di que no es cierto… para que nadie tronque… lo que ha de ser´). Se desmarcó de esta manera: “ni yo ni mi familia tenemos algún vínculo con los fallecidos, ni familiar, ni conocidos ni de contactos”. El sábado 14, anterior al colapso de la King Air 100 matrícula YV-1104, hubo un rumbón (Sunset in the Sky) de más de doce horas de duración en los salones del hotel Humboldt caraqueño, al que asistieron unas 400 personas pertenecientes a la neoburguesía, invitados al cumpleaños de la hija del magnate Antonio Chambra, dueño de las tiendas Traki. Según reportó el portal EsPaja.com, la empresa Operadora Turistica Humboldt 1956, que maneja el coloso avileño, había alquilado sus espacios a los festejantes, mientras que El Cine Restaurant, propiedad de Aleko Suegart, se ocupaba del banquete, bebidas, personal y servicios. Esa fue la última fiesta inolvidable organizada por Suegart, quien posee en Caracas dos locales llamados El Cine, uno en El Hatillo y el otro en el CC San Ignacio (Cine City). Una empalagosa reseña sin firma, publicada en la sección Bienbmesabe del digital ElEstimulo.com hace cinco años, caracteriza a la clientela de El Cine de El Hatillo como “sacada de un casting de los estudios Universal o Metro Goldwyn Mayer… Placer y evasión es la consigna. Aquí se viene a pasarla bien… Hay gente divina, cosmopolita y rostros conocidos, así como pintorescos personajes ataviados con cinturón, lentes y camisas con logos gigantescos, exceso de perfume con voces altisonantes… El Cine es un restaurante con set de película. No existe una oferta gastronómica ni un decorado similar en Caracas.” La idea del negocio gastronómico la llevó Suegart a Aruba, donde en 2016 inauguró el +257 Restaurant (código telefónico internacional de la isla caribeña), que al cabo de un año cerró sus puertas; y en diciembre de 2018 inauguró el restaurant La Carlota, en la calle Almirante 11 de Madrid.

CUMBRE MUNDIAL SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

Los poderes paralelos de los venezolanos en EspañaEn el marco de la COP25, realizada en Madrid en diciembre, entre las múltiples actividades de la delegación del gobierno de Juan Guaidó, hubo contactos especiales sobre la defensa de la Amazonia. El embajador de Brasil en España Pompeu Andreucci Neto y Fabio Mendes Marzano, secretario para Asuntos de Soberanía Nacional de Brasil, se reunieron con Isadora Zubillaga, (e) embajadora en Francia, el diputado desterrado Américo De Grazia, Eulogio Chacón, asesor ambiental, y el (e) embajador en España Antonio Ecarri Bolívar. Hubo intercambios con el embajador de Canadá Matthew Levin y con Patricia Fuller, embajadora canadiense para los cambios climáticos. También con Iratxe García Pérez, presidenta del Grupo Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, y con Javi López, eurodiputado de la misma bancada y copresidente de la Asamblea Parlamentaria Euro-Latinoamericana. La delegación celebró además encuentros con los principales países promotores de la protección ambiental y algunos Estados afectados como Francia, Países Bajos y Perú. La idea que De Grazzia desarrolló en su gira española para explicar lo que significa “El Arco Minero de la Muerte” fue la siguiente: “Esta mancha minera se extiende criminalmente por más del 50% de nuestro territorio nacional y eso que el decreto que intentó legalizar la operación extractivista, adjudicándole el 12% del territorio nacional, ya era un exabrupto al ocupar de manera fáctica, para el ecocidio, un espacio superior al territorio de Cuba o Panamá, Bélgica o Portugal. Pero la “bulla” del oro, emprendida por el usurpador, sobrepasó esas fronteras hasta destinar insólitamente un territorio de 458.345 km2, equivalente a 10 países europeos, entre los estados de Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro”. Juan Guaidó creó la Comisión Presidencial para el Arco Minero, encabezada por Américo De Grazia, y envió un dossier sobre el Ecocidio del Siglo XXI al secretario general de la ONU António Guterres, al presidente del gobierno español en funciones Pedro Sánchez, y a Carolina Schmidt, ministra del Medio Ambiente de Chile y presidente de la Cumbre Climática.

ISEA Y ECARRI: ENCUENTRO DE DOS MUNDOS

Los poderes paralelos de los venezolanos en España

El 12 de octubre, Día Nacional de España (o Día de la Hispanidad, o Día de la Raza, o del Descubrimiento de América, o del Encuentro de dos mundos, o de la Resistencia Indígena, o del Holocausto del siglo XV), en el Palacio Real se realiza una festividad que implica la invitación a los embajadores de los países iberoaméricanos y Portugal. En la del 12 de octubre 2019, el ministerio de Exteriores dejó fuera de la lista protocolar de invitados al embajador de Juan Guaidó en España, Antonio Ecarri Bolívar, y una vez más mantuvo la acreditación al besamanos al embajador de Maduro, Mario Isea Bohorquez. Según la cancillería española, Ecarri no cumple las condiciones para ser considerado oficialmente embajador de Venezuela ante el Reino de España. Cuando arribó a Madrid en febrero pasado fue acreditado como “representante personal del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó”. Esa figura en ningún caso corresponde a la de un embajador, y por tanto su titular no puede presentar cartas credenciales ante el Jefe de Estado, el Rey Felipe VI. El digital Vox Pópuli publicó que, ante el veto, Ecarri había solicitado una excepción, ya no como embajador sino como un invitado más, y la cancillería nuevamente le dio un portazo. Pero se equivocan quienes aseguran que pescuezo no retoña. A la fiesta que con igual motivo organizó el ayuntamiento de Madrid el 9 de octubre, Ecarri sí fue convidado de honor. Y también Isea. En el consistorio madrileño, que preside el “popular” José Luis Martínez-Almeida, los dos embajadores no se dieron la mano ni departieron juntos, cada quien pavoneó a su aire sus fornidas estaturas, pero ha sido el primer evento en el que ambos han coincidido. Eso sí, para la foto oficial, Ecarri se ubicó a cuatro brazos del alcalde de Madrid, mientras que Isea lo hizo bastante más allá, en la extrema derecha, como último embajador de la fila.

Víctor Suárez, periodista venezolano residente en Madrid, España. Director de Actualy.es

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.