Una fiscal y un ex fiscal ante el mismo Golpe de Estado

Luisa Ortega Díaz – Fiscal General de Venezuela

Isaías Rodríguez – Ex Fiscal General de la República

La Fiscal General Luisa Ortega Díaz rompió hoy la unanimidad acostumbrada de los aúlicos del gobierno de Maduro al considerar que las dos últimas sentencias del Tribunal Supremo de Justicia constituyen una ruptura del hilo constitucional.

Un par de horas después, un ex fiscal, Isaías Rodríguez, actual embajador en Italia, declaró que esas sentencias hay que acatarlas, sin alarma, porque dimanan de un árbitro indiscutible, como es la Sala Constitucional del TSJ.

Rodríguez es recordado como el Fiscal General que se adelantó a denunciar en la prensa internacional (por CNN, para más señas) el Golpe de Estado que se había producido el 11 de abril de 2002 y que desalojó del poder a Hugo Chávez durante 48 horas.

“Es un deber histórico e ineludible, no solo como Fiscal sino como ciudadana de este país, manifestar que en dichas sentencias se evidencian varias violaciones del orden constitucional, lo cual constituye una ruptura….”, dijo la representante del Poder Moral durante su balance de gestión del Ministerio Público en 2016.

La Fiscal General, librito de la Constitución en mano, no abundó mucho en sus consideraciones.

Isaías Rodríguez, en contacto telefónico con la televisora oficialista Telesur, señaló que la sentencia en la que el TSJ despoja de funciones a la Asamblea Nacional y se convierte en órgano legislativo de facto, “no es una loquera”, sino producto de un “estudio profundo, de una metódica”, que ha llevado a una conclusión.

Ha sido tan profundo y metódico el estudio de la Sala Constitucional, que el recurso de interpretación que motivó la sentencia fue introducido el 27 de marzo y dos días después la Sala estaba lista para emitir su veredicto, como en efecto lo hizo al filo de la madrugada del miércoles 29.

El exfiscal Isaías Rodríguez, tan tranquilo, señaló desde Roma que “estas situaciones (las que ha provocado la sentencia) no se han producido nunca en el mundo, ni siquiera en el derecho constitucional”.

Luisa Ortega Díaz dijo que “es mi obligación manifestarle al país mi alta preocupación por tal evento”

Deja un comentario