Maduro acepta términos rusos para reestructurar deuda de $ 3 mil millones

Maduro acepta términos rusos para reestructurar deuda de $ 3 mil millones
Maduro y Putin en Moscú en 2015

 

AGENCIA BLOOMBERG – 

Venezuela y Rusia acordaron los términos de la reestructuración de cerca de $ 3 mil millones de la deuda del país latinoamericano y el acuerdo llegará pronto, dijo el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, en Moscú.

“Los venezolanos (el gobierno de Maduro) han confirmado los términos que habíamos acordado, y es por eso que el proceso pasará a la fase final”, dijo Siluanov a los periodistas el miércoles.

Rusia había ofrecido reprogramar los pagos de la deuda en dos etapas, y los pagos de la mayor parte del préstamo estatal se retrasarían a la segunda fase, dijo Siluanov a fines del mes pasado. Se negó a dar más detalles de cada etapa o la cantidad de dinero involucrado, diciendo que el cálculo de los términos es para la negociación con Venezuela.

Anton Siluanov, ministro de Finanzas de Rusia

El acuerdo le daría a Venezuela un respiro, ya que se enfrenta a la tarea mucho más difícil de reestructurar alrededor de $ 52 mil millones en bonos adeudados a acreedores privados por el gobierno y las entidades estatales. Al anunciar un plan para una revisión la semana pasada, el presidente Nicolás Maduro reconoce que la pesada carga de la deuda para la nación exportadora de petróleo se ha vuelto insostenible luego de una caída en la producción y los precios del crudo. La nación también culpó a las sanciones de los Estados Unidos por imposibilitar la búsqueda de nuevos fondos.

El Ministerio de Información y Comunicaciones de Venezuela (Jorge Rodríguez) no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

“MÁS FÁCIL”

Encontrar una solución con Rusia será “mucho más fácil” que negociar con los tenedores de bonos privados, según Richard Segal, un analista de crédito con sede en Londres de Manulife Asset Management.

“Siendo especialistas en petróleo, es más fácil para los negociadores estar de acuerdo, y la relación política bilateral ha sido comparativamente cordial durante bastante tiempo”, dijo Segal. “Es más fácil para Rusia aceptar petróleo o efectivo, y los productores de petróleo rusos tienen importantes intereses de asociación a largo plazo en todos los espectros de la industria. Los inversionistas tienen que marcar sus posiciones en el mercado, mientras que los bilaterales no lo hacen y los términos no tienen que publicitarse “.

El gobierno de Caracas no pagó después de un acuerdo el año pasado para reestructurar la deuda de 2011, que abrió una brecha de 53.900 millones de rublos ($ 909 millones) en los ingresos presupuestarios esperados de Rusia en 2017. La petrolera estatal rusa Rosneft PJSC también ha proporcionado varios mil millones de dólares en pagos anticipados para suministros de crudo venezolano para ayudar a apuntalar a un régimen en dificultades. Los analistas, incluido Renaissance Capital, ven mayores riesgos de que Rosneft sea reembolsada en caso de que Venezuela incumpla.

Esta no es la primera vez que Rusia se ve atrapada en  la reestructuración de la deuda soberana de otra nación. En 2015, un Eurobono de 3.000 millones de dólares comprado a Ucrania para ayudar a apuntalar el régimen allí antes de su expulsión fue incluido en las negociaciones de reestructuración. Rusia se negó a negociar y más tarde llevó a Ucrania a los tribunales para exigir el reembolso. El caso aún está en curso.

MEJOR RELACIÓN

“Esto es bastante diferente a la deuda de Ucrania porque Moscú tiene buenas relaciones políticas con Venezuela”, dijo Chris Weafer, socio de Macro Advisory en Moscú. “Estará dispuesto a cerrar un trato y no considerará litigios u otro tipo de presión sobre Venezuela para que pague. Moscú estará feliz de hacerles un favor y esperar “.

Las deudas de Venezuela con Rusia están regidas por el Club de París, un grupo de acreedores que maneja los préstamos a los gobiernos, colocándolos en una categoría separada de los bonos que el país latinoamericano está tratando de renegociar con los acreedores privados.

“Los préstamos rusos son prioritarios para los bonos y estoy seguro de que tienen una buena garantía”, dijo Lutz Roehmeyer, que ayuda a supervisar alrededor de $ 14 mil millones en Landesbank Berlin Investment GmbH. “Así que hay menos cosas que discutir para Venezuela si todavía quieren hacer negocios petroleros con Rusia en el futuro”.

Por Andrey Biryukov y Ksenia Galouchko, con ayuda de Natasha Doff, Anna Andrianova y Ben Bartenstein. Publicación original en inglés en Bloomberg.com

 

Deja un comentario