Nadia 2017 – El amor siempre está en el aire

Sídney 2017 - El amor siempre está en el aire

Cinco minutos antes de comenzar la cuenta regresiva para que al segundo cero se iluminara el puerto de Sídney con el espectáculo de fuegos de artificio más esplendoroso y prolongado del mundo, apareció en escena el cantante australiano nacido en Escocia John Paul Young. Iba de traje blanco con solapas negras, con 67 años encima y el mismo escaso movimiento de hombros y cadera sin despegar los pies del suelo que caracterizó a los cantantes de aquella Música Disco que incendió las carteleras de los años ´70 y ´80.

Quince horas antes de que el cañonazo de año nuevo sonara en Caracas, y 10 horas antes en Madrid, se apropió entonces de las playas y las barcazas el sonido de un bajo eléctrico que se hizo permanente en su único compás y comenzó a decir JP Young que el amor está en el aire. Love is in the air, al que le habían antecedido en la programación de casi cuatro horas del canal australiano ABC TV cantantes de variado mérito y estirpe, había sido seleccionada para cerrar el show, y, efectivamente, hizo delirar de nostalgia a las primeras filas de espectadores en el escenario del Sydney Opera House, casi todos mayorcitos.

Love is in the air se hizo viral en todo el mundo en 1978, junto con la producción de la troupe encabezada por Tina Turner y Barry White, que hace 40 años invadió la escena musical con ese ritmo repetitivo procedente del rhythm & blues afronorteamericano aderezado con esos aires latinos tan pegadizos. Young la había colocado en los primeros lugares de las carteleras de Australia, Nueva Zelanda y Europa. Fue Número Uno en EEUU en la opción Adulto Contemporáneo. En Caracas se escuchó bastante. Para la época las discotecas habían desplazado a los clubes sociales y a los templetes como centros de baile. Por ejemplo, en The Flower (Plaza de La Castellana) y en Reflexion (Torre Capriles), la colocaban al menos seis veces entre 10 pm y 4 am, pero los DJ´s de uno y otro sitio preferían la versión de Tom Jones, el Tigre de Gales, más veterano y de mayor potencia en el fraseo, además de habitué en el oído venezolano por sus formidables It´s not unusual, Dalilah y What´s new, pussicat.

De su clásico ha estado viviendo JP Young, como Henry Stephen de Limón Limonero (?). En 1992 la revivió en la película Strictly Ballroom y se convirtió nuevamente en éxito en Australia y Reino Unido. En ocasión de la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos 2000 en Australia, se montó en el estadio ante 114 mil espectadores y largó una versión de 9 y medio minutos a la que le intercaló samba prolongada para que los atletas y las gigantescas muñecas inflables que danzaban en la pista se dieran gusto. 40 años más tarde el público asistente al New Year Eve en Sídney fue calculado en 1.6 millones, aunque a esa hora la mayoría estaba mirando hacía el puente que se vestía de luces tronantes y no hacia la tarima del Opera House.

Y no sé si estoy siendo tonto / No sé si estoy siendo sabio / Pero es algo en lo que debo creer / Y está allí cuando te miro a los ojos./ El amor está en el aire…

CANTOS A LA DIVERSIDAD

Sídney 2017 - El amor siempre está en el aireEste New Year Eve 2017 fue dedicado al YES que le otorgó la población a la legalización del matrimonio igualitario, a los sorprendentes carnavales Mardi Gras que en 1978 protagonizaron los primeros promotores de la igualdad sexual en Australia y a dos artistas universales fallecidos en 2016. En los doce minutos que duró la exhibición de fuegos artificiales, la cascada púrpura que llovió sobre el puerto resultó homenaje a la vestimenta habitual de Prince y a su hit Purple rain, mientras que la inclusión floral de Saturno, la luna y una estrella radiante recordaba la Odisea del Espacio de David Bowie.

Esa diversidad alucinante, con una gama de colores nunca antes usada en fuegos artificiales en ese escenario (los pasteles naranja brillante, rosa, verde lima y azul claro, procedentes de la paleta propuesta por Nadia Hernández), también se expresaba en el cielo de Sídney.

De manera que el clásico Love is in the air de John Paul Young una vez más se había apropiado de la tierra, del fuego y del aire. Y todos vivieron de nuevo su Fiebre de sábado por la noche, pero en domingo 31 de diciembre de 2017.

(NOTA BENE: Estas crónicas han sido preparadas a partir de documentos públicos aparecidos en prensa, radio, televisión e Internet de Australia)

Fotos de  Kurt Davies, Aimée Flores, Jamie Williams, María Boyadgis, Chris Loutfy, @ghostpatrol, Billy Zammit, Saskia Wilson, Charlie Bryce, @mattrabbidge, Lance Laurence, Lucy Blay. Vídeos de Lincoln Caplice, Funstudio, Dave Westway.


 

Deja un comentario