Nuevo sistema para la autorización de viajes a Europa

La Comisión Europea ha propuesto establecer un Sistema de Información y Autorización de Viajes (ETIAS) para reforzar los controles de seguridad de los viajeros exentos de visado.

Los venezolanos no requieren de visado para viajar a Europa, pero una vez establecido el nuevo mecanismo, que entrará en vigor presumiblemente en 2020, deberán solicitar autorización antes de emprender viaje.

El ETIAS recabará información sobre todas las personas que viajen a la Unión Europea sin visado con el fin realizar unos controles de migración y seguridad más avanzados. Según comunicado oficial, el nuevo mecanismo de control contribuirá a una gestión más eficaz de las fronteras exteriores de la UE y mejorará la seguridad interior, facilitando al mismo tiempo los viajes legales a través de las fronteras del espacio Schengen.

La autorización ETIAS no es un visado; se trata de un régimen más sencillo y cómodo para los visitantes, argumenta. Los nacionales de los países beneficiarios de la liberalización de visado seguirán estando libres del requisito de visado, pero habrán de obtener una simple autorización de viaje previa a su entrada en el espacio Schengen. Este mecanismo contribuirá a identificar a las personas que podrían presentar un riesgo de migración irregular o de seguridad antes de que lleguen a las fronteras y aumentará significativamente la seguridad de las fronteras exteriores. El ETIAS colmará, además, lagunas de información acerca de los viajeros exentos de visado, recabando información que podría ser vital para las autoridades de los Estados miembros antes de la llegada de dichos viajeros a las fronteras del espacio Schengen. Dicho sistema supone, por lo tanto, un importante avance hacia unos sistemas de información de fronteras y seguridad más robustos e inteligentes. El ETIAS facilitará además el cruce de las fronteras exteriores a los nacionales de terceros países exentos de visado. Los viajeros tendrán una indicación temprana fiable sobre su entrada en el espacio Schengen, que reducirá considerablemente el número de denegaciones de entrada.

GARANTÍAS

Con el fin de decidir si se expide o se deniega una solicitud de viaje a la UE, un sistema automatizado efectuará controles previos plenamente respetuosos de los derechos fundamentales y la protección de los datos personales. Aunque la decisión final de autorizar o de denegar la entrada corresponderá en todo momento a los guardias de fronteras nacionales que efectúen los controles fronterizos con arreglo al Código de fronteras Schengen, las comprobaciones previas de todos los viajeros facilitarán las inspecciones fronterizas y garantizarán una evaluación coordinada y armonizada de los nacionales de terceros países exentos de visado.

El ETIAS será gestionado por la Guardia Europea de Fronteras y Costas en estrecha colaboración con las autoridades competentes de los Estados miembros y de Europol. La agencia eu-LISA se encargará del desarrollo y de la gestión técnica de este sistema de información.

EL ESPACIO Y LOS TRÁMITES

El espacio Schengen incluye actualmente a Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Holanda, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Suecia y Suiza.

Bulgaria, Chipre, Croacia y Rumania están fuera, pero tienen la obligación de unirse en el corto plazo.

Los dos países que no participan de la zona ni tienen obligación de unirse -por lo tanto, las medidas presentadas ante la UE respecto de la zona no aplican para ellos- son Reino Unido e Irlanda.

El trámite se realizará en línea, rellenando un cuestionario de 27 preguntas sobre datos personales, documento de viaje, nacionalidad, riesgos de salud, condenas criminales e información de inmigración previa.

La postulación no debería durar más de 10 minutos y, según la Comisión, en el 95% de los casos el permiso se otorgará instantáneamente vía correo electrónico. Este durará 5 años o hasta que expire el documento de viaje ingresado.

La medida la presentó este miércoles 16 la Comisión Europea y deberá ser aprobada por el Consejo Europeo y el Parlamento, por lo que se prevé que entrará en vigencia en 2020.

El requerimiento afectará a quienes actualmente no requieren visado, es decir, entre 30 y 40 millones de viajeros al año.

De los países latinoamericanos sólo Bolivia, Cuba y Ecuador requieren actualmente la tramitación de visa para ingresar a la zona Schengen.

[useful_banner_manager banners=4 count=1]

Deja un comentario