OIT pide permiso para examinar grave situación laboral de Venezuela

OIT pide permiso para examinar grave situación laboral de Venezuela
El director regional para América Latina y el Caribe de la OIT, José Manuel Salazar Xirinachs, junto al director general de la Organización, Guy Ryder, participan en una conferencia de prensa hoy, martes 2 de octubre de 2018, en la capital panameña. EFE
AGENCIA EFE –

Venezuela está en el centro de la atención de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que está examinando la “grave” situación con una comisión tras recibir quejas empresariales, informó hoy el director general de la institución, Guy Ryder.

El máximo representante de la OIT dijo en rueda de prensa en Ciudad de Panamá que “están esperando respuesta del gobierno de Venezuela, al que le hemos pedido su colaboración” para poder realizar una visita y emitir un informe en diciembre próximo.

“La comisión para Venezuela es la número doce, no es una cosa que pasa todos los días, la última fue hace diez años, se establece porque existen problemas graves, una preocupación sobre cumplir los convenios firmados y es resultado de una queja del sector patronal, es poco habitual”, abundó.

Ryder dijo que conocen de casos de intimidación o acoso, y el pedido de colaboración al gobierno de Nicolás Maduro es para realizar una visita “cuyo objetivo no es de condenar, castigar, sino buscar soluciones, abrir espacios de dialogo con miras al pleno respeto de los convenios ratificados.

“No es una cosa fácil, pero con buena voluntad, con el esfuerzo se logra resultados positivos”, añadió.

REGULARIZAR LA MIGRACIÓN

Por otro lado, también dijo que preocupa la migración de millones de venezolanos porque “impacta la situación laboral” en los países de destino, y la pretensión es buscar que ello “no deteriore las condiciones laborales” de los nacionales de los países de acogida.

Dijo que ese movimiento migratorio coincide con las transformaciones en las formas de contratación en el mundo, y la idea es que este fenómeno no desconozca que el trabajo “no es una mercancía”, es una cuestión que va acompañada “con garantías sociales” por lo que “hay que ser muy prudentes”.

“Lo que tenemos que hacer es asegurarnos que el trabajo va a ser conforme a las condiciones mínimas de trabajo decente, el que está en parcial o temporal, pierde mucho, no hay igualdad de salarios, ni acceso a protección social”, señaló.

“Hemos hecho poco para reglamentar la movilidad de las personas, en Venezuela, el movimiento de millones va a generar un impacto que va a ser importante, la gente va a trabajar ilegalmente, informalmente con todas las consecuencias”, advirtió.

Dijo que la referencia es el conflicto en Siria, donde se dio en sus vecinos “una subida dramática del trabajo infantil, tenemos buscar formas de que los venezolanos tengan acceso a mercados del trabajo, pero que el impacto sea positivo en los países de destino”.

Reconoció que “hablar del movimiento migratorio en la actualidad es tóxico, hay un clima político adverso y está en el debate, pero la migración es positiva y necesaria en el mundo del trabajo, pero tenemos que manejarlo bien”.

Ryder se encuentra en Panamá en el marco de la 19 reunión americana de la OIT, en la que participan medio millar de representantes de gobierno, sindicatos y patronales de 34 países del continente que evaluarán el futuro del trabajo.


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.