Parlamento español exige a Rajoy desconocer fraude electoral de Maduro

Parlamento español exige a Rajoy desconocer fraude electoral de Maduro

La iniciativa del partido Ciudadanos en el Congreso de los Diputados de España ha dado sus frutos, con el apoyo del Partido Popular. En la plenaria de hoy jueves 12 de abril fue aprobada una proposición que insta al gobierno de Mariano Rajoy a no reconocer las elecciones venezolanas programadas para el 20 de mayo, y al mismo tiempo “hacer gestiones” para que, en todo caso, sean democráticas.

Luego del debate del martes, con presencia de representantes de la oposición venezolana en las barras del parlamento, la votación del jueves terminó con 164 votos afirmativos, 79 negativos y 94 abstenciones. En términos políticos Podemos votó en contra y el PSOE se abstuvo.

El líder de Ciudadanos Alberto Rivera declaró que la resolución exige al gobierno español que inicie sanciones contra la tiranía de Maduro y se  rechace el proceso electoral fraudulento en marcha en Venezuela.

La moción, que había sido sometida a debate luego de la comparecencia en sesión de control del ministro de Exteriores Alfonso Dastis, solicita al gobierno a no reconocer ni la convocatoria ni el resultado “por carecer de las mínimas garantías democráticas y por la falta de un calendario y unas condiciones de libre competencia electoral acordadas entre Gobierno y Oposición”.

Parlamento español exige a Rajoy desconocer fraude electoral de Maduro
Oposición venezolana en el Congreso de los Diputados de España. Foto revistazeta.net

El portal venezolano Lapatilla.com reportó que el texto original de la moción fue trabajado por el diputado español Fernando Maura con aportes de dirigentes de la oposición venezolana en el exilio entre los que destacan Manuel Rodríguez, Antonio Ledezma, Lester Toledo, Fernando Gerbasi y José Ignacio Guédez, y también la concejal venezolana en Logroño, María Luisa Alonso. Durante el debate estuvieron presentes miembros de los partidos políticos y asociaciones civiles venezolanas en España, tales como el Frente Amplio Venezuela Libre, Mesa de Unidad Democrática y Soy Venezuela.

ALINEACIÓN DE PARECERES

Ciudadanos, el nuevo partido emergente español, ha tomado algunas iniciativas que están marcando la agenda política doméstica. Una de ellas se refiere a la posición que debería adoptar el gobierno de Mariano Rajoy en torno a las elecciones convocadas para el 20 de mayo en Venezuela. Ciudadanos pide que España no reconozca tales comicios.

La Unión Europea ha expedido sanciones a varios jerarcas venezolanos. El Parlamento Europeo ha dicho que esas elecciones, para que sean legítimas, deberían ser justas y transparentes. En declaraciones más recientes, el gobierno francés ha señalado que impulsarán nuevas sanciones en el ámbito europeo si tales elecciones no son democráticas. En igual sentido se ha alineado el presidente de gobierno español Mariano Rajoy.

Pero la oposición venezolana está exigiendo más a la comunidad internacional. En la Cumbre de las Américas, que iniciará mañana 13 de abril sesiones en Lima, solicitará que no sean reconocidos los resultados.

La bola está corriendo. En rueda de prensa conjunta luego del encuentro sostenido el miércoles 11 de abril en Buenos Aires entre el presidente Mauricio Macri y el presidente Rajoy, el tema también ha sido abordado. “No vamos a convalidar el resultado electoral de mayo. No tiene ningún valor esa elección. Por más que el señor (Nicolás) Maduro me insulte, no lo vamos a reconocer como un presidente democrático, porque hace rato que no hay democracia en Venezuela”, dijo Macri. “Yo me sumo a esas palabras”, se apuntó Rajoy inmediatamente, y luego clamó por “devolver la palabra a los venezolanos, sin cortapisas, sin amenazas y sin aprovechar el hambre y la miseria provocada por la incompetencia o, peor, para establecer regímenes clientelares”.

Con esta declaración en Argentina, Rajoy había dictado la pauta de comportamiento de su Partido Popular en la votación parlamentaria de hoy en Madrid.

La propuesta no de ley de Ciudadanos había sido analizada el martes en cámara plena. El PP reclamó que Ciudadanos pretenda erigirse en el salvador de la patria venezolana, siendo que al respecto el PP lleva en su pechera más medallas que Albert Rivera. El PSOE, para justificar su abstención, solicitaba que cualquier moción debería conservar la posibilidad de diálogo como expectativa de solución a las crisis. Podemos y Esquerra Republicana todo lo niegan, menos la actuación de Rodríguez Zapatero como “único garante” de la transparencia de ese anunciado ejercicio de fraude. El proponente de la moción, diputado Fernando Maura, finalmente, admitió que Ciudadanos buscaría en el curso de 48 horas una enmienda transaccional, la cual al final fue lograda. A la votación afirmativa de Ciudadanos y el PP se añadieron tres diputados pertenecientes al llamado Grupo Mixto.

AMPLIAR LAS SANCIONES

En la víspera, el presidente de Ciudadanos Albert Rivera había adelantado a la revista Zeta que el propósito de la propuesta en el parlamento español era “iniciar el proceso de sanciones a los chavistas, aquellos que están oprimiendo al pueblo venezolano, los que están saqueando al pueblo venezolano, a los que están impidiendo que haya democracia y los que incluso pueden estar vinculados a delitos de narcotráfico o de lesa humanidad”. Rivera se reunió en sede parlamentaria con grupos de la sociedad civil venezolana, a quienes manifestó su apoyo y solidaridad.

La resolución aprobada pide además al Gobierno expresar la solidaridad de la sociedad española con los ciudadanos venezolanos ante las serias y sistemáticas violaciones de sus derechos humanos y libertades fundamentales, incluidos sus derechos políticos.

También anima al gobierno a seguir ejerciendo un papel de liderazgo en el ámbito internacional y de la Unión Europea en la defensa de los DDHH y las libertades fundamentales y a impulsar un estrecho seguimiento de la evolución de las crisis que atraviesa Venezuela.

En ese sentido, pide al gobierno que en el seno de las instituciones de la Unión Europea recomiende la ampliación de las sanciones específicas contra altos personeros del gobierno de Maduro “debido a la ruptura con los principios democráticos y el Estado de Derecho, así como por actos de corrupción, por la represión y por las violaciones de los derechos humanos”.

-España debe colaborar con el Tribunal Penal Internacional… y abordar el asunto en el Consejo de Derechos Humanos, incluyendo la posibilidad del envío a Venezuela de una misión de investigación, expresa el texto aprobado.

Al gobierno de Venezuela le pide que tome medidas para que no se agrave la crisis humanitaria, incluyendo la aceptación de ayuda internacional, y apoyar esfuerzos de diálogo sincero que puedan culminar en resultados concretos para que la salida a la crisis sea pacífica, democrática y negociada en el marco del ordenamiento venezolano.

Mientras tanto, el canciller venezolano Jorge Arreaza se encontraba en Bruselas. Reunido por la Alta Representante de la Unión Europea en Política Exterior, Federica Mogherini. “No nos importa que EEUU, Rajoy o la Unión Europea desconozcan las elecciones; nos importa que sean reconocidas por el CNE y el propio pueblo venezolano”, dijo. La catira Federica le ripostó: pidió que el gobierno de Maduro permita elecciones creíbles con la participación de todos los partidos políticos.


 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.