Podemos se afinca contra los pensionados en nombre de Maduro

VÍCTOR SUÁREZ

Podemos apoyará al gobierno de Nicolás Maduro aún en sus políticas más miserables, aquellas que atentan contra la salud, la estabilidad y la vida cotidiana de los venezolanos más débiles, incluso aquellos que se encuentran fuera del país en situación precaria, en este caso en España. Este partido afluente ha pretendido alejarse un poco de la deriva autoritaria y en la evaluación precisa del desastre económico venezolano, pero sólo mientras acometía una campaña electoral, pues, según decía su líder Pablo Iglesias, “eso, efectivamente, nos perjudica”.

Tan pronto las cortes entraron en normalidad constitucional y se decidió la segunda investidura de Mariano Rajoy, Podemos volvió a sus andadas.

Los pensionados venezolanos residentes en España se encontraron el viernes 2 de noviembre con la noticia de que la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso de los Diputados, había aprobado una Proposición No de Ley (PNL), que insta al gobierno a la adopción de medidas que ayuden a resolver con urgencia la situación de unos 4.000 afectados que no reciben desde hace ya 10 meses los pagos a que tienen derecho.

Txema Guijarro García, diputado por Podemos.
Txema Guijarro García, diputado por Podemos.

Lo que se presentía decisión unánime de los diputados, por la misma naturaleza humanitaria del petitorio, no resultó así.

La sesión de la Comisión de Exteriores escuchó los alegatos del proponente (Fernando Maura, de Ciudadanos). Los partidos PP, PSOE y Ciudadanos apoyaron la moción. El bloque dirigido por el partido Podemos (que acompañan Izquierda Unida, Marea, Podemos en Común) e Izquierda Republicana, de Cataluña, negaron la propuesta.

Sometida a votación, 28 votaron a favor y 8 lo hicieron en contra.

La resolución dice así:

«El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a:

  1. Exigir explicaciones al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro ante el incumplimiento del Convenio Bilateral suscrito entre el Gobierno de España y el Instituto de Seguridad Social de Venezuela.
  2. Exigir al Gobierno venezolano de Nicolás Maduro el cumplimiento de las obligaciones suscritas en el anteriormente referido Convenio, las cuales se aplicarán de forma retroactiva a los pensionistas venezolanos residentes en España perjudicados por esta cuestión.
  3. En caso de recibir negativa por parte del Gobierno venezolano, presentar otro tipo de alternativa política que permita a los pensionistas venezolanos residentes en España recuperar las cantidades monetarias debidas.»

VOCEROS DE LA MALDAD

En la discusión del punto, el portavoz de Podemos, José María Guijarro García, diputado por Alicante, tomó la palabra para declararse en contra. La portavoz de Esquerra Republicana, Ana María Surra Spadea, también se manifestó su oposición.

Son curiosos los personajes. La vocera por Cataluña es argentina. El vocero de Podemos ha sido asesor de gobiernos latinoamericanos, incluyendo al venezolano, durante 8 años. Ambos han preferido prevaler sus compromisos con el gobierno venezolano antes que reconocer la situación y apoyar medidas que ayuden a resolverla, aunque fuera en el ámbito de quienes viven fuera de su país de origen.

Es mucho más notable, por su endeblez, el caso de alias Txema Guijarro. Conoce muy bien la situación de Venezuela y América Latina. Es uno de los economistas españoles que a temprana hora se apuntó a las actividades del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), organismo que se garantizó su financiamiento en base al asesoramiento de gobiernos populistas latinoamericanos. De allí nació Podemos.

Desde enero del 2008 no había laborado en España. Siempre en América. Cuando salió electo por primera vez diputado (Valencia) en diciembre del año pasado, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, saltó de contento:  “Un querido colaborador nuestro, Txema Guijarro García, ha pasado ocho años con nosotros en el gobierno, ha sido un gran impulsador de la revolución ciudadana, pero volvió a presentarse como candidato a diputado por Podemos y salió electo por Valencia. Es alguien que conoce muy bien… él trabajó con nosotros ocho años. La Revolución Ciudadana le sirve de referencia en muchas cosas a Podemos”, dijo Correa.

Rentas que proceden de Ecuador...
Rentas que proceden de Ecuador…

No sólo allí. Cuando Jesse Chacón era director del Centro de Investigaciones Sociales (CIS), un organismo financiado por el gobierno venezolano fundado por Nelson Merentes (hoy en el BCV), y luego Vicepresidente, era normal que asesores españoles amamantaran en la ubre de las encuestas oficiales. Los dirigentes de Podemos Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y también Txema Guijarro pasaron por allí largo rato, con blasones de directores de área y entrada libre a Miraflores. Entre agosto y noviembre 2009, Guijarro fue coordinador de la Unidad de Análisis e Investigación Social del CIS y “asesor demoscópico” de Jesse Chacón .

Entre enero de 2008 y diciembre de 2014 fue asesor y funcionario de los gobiernos de Paraguay, El Salvador, Venezuela y Ecuador. También asesoró al candidato derrotado a la presidencia de Chile, Marco Enríquez-Ominami, hijo del fundador del MIR Carlos Enríquez.

Luego en España se convirtió en moneda de cambio de las ansias de Podemos de copar espacios en las listas electorales. Es madrileño. No le conocían en Valencia y le votaron; tampoco en Alicante y le volvieron a votar seis meses después. No le conocían en América y el CEPS le impuso en esas comarcas.

En su currículo dice: “Enero 2008 – Marzo 2014. Activista de la Fundación CEPS.”

Deja un comentario