Policía francesa deporta a venezolano porque no creía que fuera esquiador

"La Policía se rió de él, le aseguraron que el esquí en Venezuela no existe. Lo soltaron porque demostró que iba a competir, pero aun así no pudo continuar el viaje
Adrián Solano, representante de Venezuela en el Mundial de esquí de fondo que arranca este jueves en Lathi, Finlandia, fue detenido en el aeropuerto de París con la intención de expulsarle y mandarle de vuelta a Caracas, a pesar de mostrar las acreditaciones deportivas y la carta de invitación a su equipo para acudir al evento.

El Mundial de esquí de fondo arranca este jueves en Lathi (Finlandia), tras dos pruebas calificatorias un día antes. Hasta la estación continental se ha desplazado Adrián Solano, representante de Venezuela en la cita mundialista. Previa escala por España, llegó a tierras finlandesas el lunes. Nada que ver con lo que vivió hace un mes en Francia, rumbo a Suecia, para una concentración de cara al Mundial.

Solano fue detenido en el aeropuerto de París con la intención de expulsarle del país y mandarle de vuelta a Venezuela. “Cuando llegué, el 19 de enero, expliqué que iba a Suecia a entrenar. No creían que yo practicara esquí en Venezuela. Les dije que lo hacemos sobre ruedas. Los policías me acusaron de que iba a emigrar porque lo estaba pasando mal en mi país”, relató el esquiador a AFP.

Con sólo 28 euros en el bolsillo, y a pesar de mostrar las acreditaciones deportivas y la carta de invitación a su equipo para acudir a Suecia, Solano, de 22 años, fue retenido durante seis horas y perdió el vuelo a Suecia. El esquiador venezolano reconoció que había tenido que trabajar en una cocina para conseguir el dinero del viaje, gracias también a la ayuda de varios amigos.

Fue enviado a un hotel de París hasta que se dictaminará cuál era su situación. Finalmente las autoridades decretaron su vuelta a Venezuela. Solano recurrió al consulado de su país para conseguir el dinero del billete de avión. “Por mi forma de vestir, mi cara o mis facciones me discriminaron. Ahora estoy en desventaja; perdí un mes de práctica en nieve. Lo intento de nuevo porque este es mi sueño”, agregó.

“La Policía se rió de él, le aseguraron que el esquí en Venezuela no existe. Lo soltaron porque demostró que iba a competir, pero aun así no pudo continuar el viaje, declaró César Baena, del equipo venezolano, a AFP. Baena también criticó al gobierno venezolano, pues no cooperó para que Solano llegara a Suecia: “El Instituto Nacional del Deporte tampoco ayudó. Yo apoyo al gobierno, pero debo decirlo: en Venezuela no me están apoyando. Ayudaron a varias personas en Finlandia, que hicieron lo posible para que Adrián viniera”.

Publicado originalmente en www.marca.com

Deja un comentario