Ramón París, ilustrador: “Siempre hay espacio para la paciencia y los sueños”

Ramón París - “Siempre hay espacio para la paciencia y los sueños”
ELIZABETH ARAUJO –
Ilustrador de cuentos infantiles, además de director de Arte Creativo 3erMundo, Ramón París salió en 2001 de Venezuela con su esposa Tere Castillo, quien ganó la beca de la Asociación Fullbright para un máster en Georgia, EEUU. Cuando emprendían el regreso a casa se echaron un viajecito a España, al tiempo que recibían noticias desalentadoras desde Venezuela. Barcelona les guiñó el ojo y ambos se enamoraron de la ciudad donde han pasado 15 años y tienen un hijo pequeño que les habla en castellano y en catalán.

Ocurrió en 2001. Salieron una tarde de Venezuela con un objetivo: hacerle frente a una de esas oportunidades que no se dejan para después. Ramón y Tere se habían jurado regresar a casa al terminar los dos años de estudios. Pero algo pasó cuando hacían las maletas. Se les ocurrió darse primero una vueltecita por Barcelona, España, y fue allí donde decidieron cambiar el final de su película.

Ramón París - Siempre hay espacio para ka paciencia y los sueños
Con Elizabeth Araujo: “Salir de Venezuela no fue nada fácil. No nos sentíamos amenazados pero sí leíamos en la prensa y sentíamos en carne propia cómo la violencia desatada se multiplicaba y se volvía una espiral”.

“Las cosas no salieron como lo planeamos. Barcelona nos flechó y nos abrió los ojos ante un mundo maravilloso, de imaginación y colores”, explica Ramón París, director de Arte Creativo 3erMundo, una editorial de diseño, ilustración, animación y motion graphics. A menudo colabora con otros artistas y diseñadores de todo el mundo. Actualmente ilustra libros infantiles.

Envuelto en una atmósfera de tranquilidad, Ramón París resume los 15 años que han vivido desde entonces como una especie de sueño compartido y sonríe, más aún cuando la pareja ha sido bendecida por Gael, el hijo de cuatro años que les inspira hacer mejor cada una de sus acciones.

“LA FANTASÍA, NUESTRA REALIDAD”

De un temperamento cordial, entusiasta cuando escucha y apasionado si explica sus ideas, Ramón París acompaña su anecdotario con una risa cálida, que recuerda a su padre Ramón París Aldana, exjefe guerrillero en los años 60 y dirigente gremial de la UCV, un detalle que carga a la mano cuando algún venezolano cincuentón oye su nombre, y Ramón se adelanta para responder: “Sí, yo soy el hijo de Ramón París”.

Entregados al oficio del diseño gráfico y a la animación televisiva, ambos, Ramón y Tere han corrido con la suerte de que, sin buscarlas, les hayan llovido ofertas diversas, siempre en esa tónica de la fantasía, las ilustraciones y los dibujos animados. “Como te dije, salimos de Venezuela con el tiempo estipulado para regresar. En Georgia hicimos prácticas en una empresa y terminamos trabajando para Discovery Channel, Animal Planet, entre otros, por lo que pensamos seguir nuestro trabajo creativo en Venezuela, pero con el viaje a Barcelona y lo que vimos en 2002 en nuestro país, que no iba nada bien, nos vimos fijamente y dijimos: somos solamente creadores, y  este es nuestro futuro”.

“SER ÚTILES A OTROS”

Esta etapa de su vida sorprende a Tere Castillo y a Ramón París sin parar. Trabajan en cualquier proyecto que les presenten. Estudiaron el arte de la animación en 3D orientada a cortometrajes, pero no dejan de hacer sus diseños e ilustraciones. Lucharon hasta hallar un permiso de residencia y finalmente han alcanzado la nacionalidad española.

A menudo les contratan Discovery Channel, Animal Planet y Latinoamerica Group, entre otros. Hacen sus labores en casa, que les sirve como estudio y además colaboran con artistas y diseñadores de otros países.

Ramón París - Ilustración y diseño
A menudo les contratan Discovery Channel, Animal Planet y Latinoamerica Group, entre otras empresas. Hacen sus labores en casa, que les sirve como estudio.

Ramón París asegura que el arraigo e integración real con Barcelona ocurrió con el nacimiento de Gael, hoy de 4 años. “Vivir alrededor de otras culturas es ver todas las cosas que no quieres ver en ti mismo. Uno se cree distinto y diferente, y no lo es. Esa experiencia nos llena de humildad. De saber que nunca es nadie si no eres útil para los demás. Yo digo que vivir fuera del país redimensiona la concepción del éxito, de la felicidad, y empiezas a ver qué es lo más importante en la vida”.

París ha recibido premios en España y Alemania por sus ilustraciones. Pero dice que actualmente está más en la búsqueda personal que en la búsqueda de clientes. “Están saliendo muchas cosas, más personas que te dan trabajo de manera inmediata”.

Además de ilustrar libros infantiles para la edición Ekaré, entre otras actividades, Ramón París fue seleccionado recientemente para el Bologna Children´s Book Fair, como uno de los mejores diseñadores de casi más de tres mil participantes. Allí estará en la 54 edición “The natural habitat for childrens´

 “NO ES DIVERTIDO DEJAR TU PAÍS”

“Salir de Venezuela no fue nada fácil. No nos sentíamos amenazados pero sí leíamos en la prensa y sentíamos en carne propia cómo la violencia desatada se multiplicaba y se volvía una espiral. En lo personal, no fuimos amenazados, pero si sentíamos el peso de la violencia.

Fue el viaje a Barcelona, la seducción de la ciudad  que los impulsó a quedarse. “Tal vez por eso nunca me he sentido inestable. Porque he balanceado muy bien, qué me gusta en donde estoy y cómo lo vivo, y la nostalgia por Venezuela. He sabido equilibrar bien esto de dos estados”.

@elizaraujo

 

Deja un comentario