Senado de Uruguay censura a embajador chavista por montar emisora ilegal

Senado de Uruguay censura a embajador chavista por montar emisora ilegal
Embajador Julio Chirino en su programa "En Clave de Revolución" con Julio Marenales, antiguo jefe del grupo Tupamaros, y Rubén César Suárez, director de Contacto Sur Radio.

El Senado uruguayo aprobó este miércoles de forma unánime una moción contra el embajador de Venezuela en el país, Julio Chirino, debido a la emisión de un programa radial desde la embajada en Montevideo, algo que está expresamente prohibido en la Convención de Viena que regula las relaciones consulares.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres presentó la moción ante el pleno de la Cámara.

El programa del embajador se llama “En clave de revolución”. “El objetivo de este nuevo espacio es crear una instancia interactiva de reflexión y debate sobre todos aquellos temas que tocan nuestras fibras como latinoamericanos y caribeños, como hijos de una sola tierra, …, para hacer nuestro pequeño aporte en mantener viva la llama del cambio en nuestros pueblos, señalaba Julio Chirino, embajador de Venezuela en Uruguay, en la presentación del programa de radio Internet “En Clave de Revolución”, que realiza junto al activista uruguayo Rubén César Suárez, militante del Frente Amplio y quien se gana la vida como director general del llamado Consejo Nacional e Internacional de la Comunicación Popular (Conaicop) y director general de Contacto Sur Radio.

El senador Mieres agregó que el programa es emitido también por una radio comunitaria de Montevideo.

PROHIBICIÓN EXPRESA

Senado de Uruguay censura a embajador chavista por montar emisora ilegal
Julio Chirino, embajador de Venezuela en Uruguay. Foto/Iván Franco para ladiaria.com.uy

Si el embajador Chirino instaló su estudio radial en la embajada en Montevideo (ubicada en la esquina de Rincón y Ciudadela, en plena Ciudad Vieja), lo que demuestra es su ignorancia de los protocolos internacionales sobre obligaciones, funcionamiento y potestades de las delegaciones diplomáticas.

La instalación de emisoras radiales en las sedes de las embajadas está expresamente prohibido en la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares, aprobada en abril de 1963.

El texto afirma en su artículo 35, referido a la libertad de comunicación, que “solamente con el consentimiento del Estado receptor, podrá la oficina consular instalar y utilizar una emisora de radio”.

Por esta razón, Mieres presentó ante el Senado la moción con el objetivo de “dar cuenta a la Cancillería” para que sea esta quien tome “cartas en el asunto” y tome las medidas correspondientes.

La propuesta fue aprobada de forma unánime, también con los votos de la coalición de izquierdas que gobierna el país, el Frente Amplio (FA), movimiento con el que el embajador Chirino ha mantenido cordiales relaciones (“aun dentro de las divergencias”) y del cual su productor Rubén Suárez es militante.

El senador del PI indicó que “no es la primera vez” que el embajador de Venezuela viola “las reglas de actuación como diplomático”, ya que en junio Chirino participó del Congreso del Movimiento de Participación Popular (MPP), sector que integra el FA y que lidera el ex presidente José Mujica (2010-2015).

“Ahora la palabra la tiene el canciller (Rodolfo Nin Novoa), concluyó Mieres.

La última vez que Chirino acudió a la cancillería uruguaya (abril de 2017) fue recibido durante apenas cinco minutos por el ministro Nin Novoa. Maduro había insultado al presidente Tabaré Vásquez, éste se negó a hablar con el presidente venezolano hasta que no se disculpase y que el embajador Chirino desistiera de su actitud de no concurrir a los llamados a consultas realizados por la cancillería uruguaya. Cuando Chirino, al fin, fue a entregar una carpeta con documentos, tuvo que dejarla en secretaría.

Con información de la agencia EFE

 

Deja un comentario