‘Sin Tarima’, nueva ventana para los libros venezolanos

El librero Santiago Palacios con el editor David Malavé.
DAVID MALAVÉ

En la esquina que conforman las calles Santa María Magdalena y Ave María, en la zona en que cuesta de Atocha se transforma en una planicie que se escurre hacia la Plaza Tirso de Molina, tenemos en la planta baja de un decimonónico caserón madrileño, la nueva sede de la librería Sin Tarima.

Todo un ambiente histórico cercano al Barrio de las Letras, propicio a la venta de libros, la búsqueda de curiosidades bibliográficas y de las letras que arriban allende los mares. El esfuerzo y la generosidad del señor Santiago Palacios (dueño de Sin Tarima, Con Tarima, La fugitiva y la librería de la Biblioteca Nacional), nos regala con un nuevo bastión para la exhibición y venta de todos los escritores venezolanos que deseen habitar en este acogedor hogar.

Allí quedan para los extraños e inefables juegos de los hados y del travieso Hermes, los libros de la colección de Kálathos Venezuela, los dos de Kálathos España, algunos de editorial Eclepsidra de Carmen Verde Arocha, el Jardín de Kori de Carmen, algunos del poeta Santos López, de la poeta Victoria Benarroch y algunos de Trudy Ostfeld de Bendayan.
Y si de presentar una obra se trata, cuentan con un sótano tipo pasadizo de esos antiguos de Madrid, túneles secretos que corrían de un caserón a otro, digno de las aventuras del Capitán Alatriste.

En Con Tarima está todo lo relacionado con el arte, incluyendo arquitectura; y en Sin Tarima está la narrativa, infantil, juvenil, historia, poesía y una sección de ensayo.

Deja un comentario