Straka: La transición ya comenzó, pero no sabemos hacia dónde

CARLOS CRESPO – CRÓNICA.UNO

El individuo de número de la Academia Nacional de la Historia, Tomás Straka, considera que ya se está produciendo un cambio en el tipo de régimen político que hay en Venezuela, pero todavía no queda clara su orientación. “La transición comenzó, sin duda, pero no sabemos hacia dónde”, indicó durante un conversatorio sobre la relación entre elecciones y transiciones políticas organizado por la Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación.

El historiador estimó que el curso del proceso político actual se definirá hacia abril de 2017, pues el sistema político que construyó el chavismo está “descalabrado”. “No sabemos si será hacia una recomposición del sistema o a un cambio, dependerá de quién se imponga”, expresó.

F/ Cortesía Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación
F/ Cortesía Red de Observación Electoral de la Asamblea de Educación

Durante su ponencia, el investigador destacó que en el país se han producido elecciones durante más de 200 años -La República nació de un proceso electoral- y que eso implica que existe un “enorme respeto” a los comicios como fuente de legitimidad de origen de los gobernantes. “Cuando no ha habido elecciones o hay fraude electoral, hay crisis importantes que generan soluciones de hecho”, sostuvo.

Respecto al proceso electoral, consideró que el Gobierno desmontó las “reglas de juego” de la democracia representativa hacia las versiones más nuevas del autoritarismo: “Se mantienen las formas de la democracia representativa, pero se va vaciando de contenido para apuntalar un régimen autoritario”.

Sobre la figura de Hugo Chávez consideró que este no es un “caudillo absoluto”, pues logró mantenerse en el poder gracias a instituciones como Petróleos de Venezuela (Pdvsa) o el Ejército. “Tiene rasgos de personalismo y autoritarismo, pero no es [José Antonio] Páez. Si no hubiera instituciones, Maduro no tendría explicación. Se parece más a Hitler -no estoy diciendo que sea igual-, a Mussolini o a [Donald] Trump que a nuestros caudillos”, argumentó.

LA CRISIS DE LA TRANSICIÓN

Héctor Briceño, jefe del área de investigación en lo sociopolítico del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV (Cendes), señaló que la teoría sobre el tema apunta a que el elemento definitorio en una transición es lo que sucede dentro de la clase gobernante.

“La élite debe dividirse, si permanece unificada no la van a tumbar”, expresó.

El sociólogo aseguró que el país se encuentra actualmente en una “crisis producto de la transición” y que esta no se terminó de dar en 2016 porque la oposición planteó el revocatorio como un “juego suma cero”, en el que el chavismo iba perder todo si accedía a hacer los comicios. “Bajo ese esquema [el Gobierno] dijo ‘prefiero atrincherarme y salir con los pies por delante’”.

Detalló las características de los comicios exitosos en lograr transiciones políticas: promoción de reformas electorales, candidatura unitaria de la oposición, campaña electoral unificada, uso extendido de los medios de comunicación, un sistema de conteo rápido bien organizado y preparación de protestas para el caso de que no se acepten los resultados. “Esto nos dice que la elección es un eslabón de un proceso más amplio”, explicó.

El abogado constitucionalista, Enrique Sánchez Falcón, consideró que durante los años de la democracia, la regulación de las elecciones daba garantías jurídicas a electores y candidatos. Agregó que, a partir de 1999, se empieza a imponer un sistema electoral uninominal que abrió las puertas para acabar con la representación proporcional de las fuerzas políticas. Esto se legalizó luego con la promulgación de la Ley Orgánica de Procesos Electorales en 2009. Afirmó que se debe restablecer este principio, vigente en la Constitución, para favorecer el pluralismo.

“El sistema ha sido diseñado para sobrerrepresentar a la mayoría. Cuando la mayoría pierde esa condición, el sistema lo perjudica. Eso fue lo que le pasó el 6D al Gobierno”, sostuvo.

 

Deja un comentario