Tumultos en la Extranjería chilena

FERNANDO PEÑALVER (@Rebotero) –

Todos los días, entre las 8 de la mañana y las 2 de la tarde, se forman inmensas colas en las oficinas del Departamento de Extranjería y Migración (DEM) en Santiago de Chile. Un número creciente de haitianos y venezolanos, entre otras nacionalidades, se plantan allí en busca de la ansiada visa temporaria, antesala a la de residencia. A veces la concentración de solicitantes se convierte en tumulto que aspira a tomar un número que distribuyen hasta las 13:45 horas.

F/ Fernando Peñalver

En cada jornada laboral es posible que sean atendidas unas 1.200 personas, según cálculos. Serían 6 mil a la semana o unas 24 mil al mes. En los dos últimos años la tendencia se ha sextuplicado. Los funcionarios de migración y extranjería se han visto sobrepasados en capacidad de atención a tantas solicitudes.

Entre los asiduos a esas aglomeraciones se encuentran venezolanos que requieren visas a fin de regularizar su estancia en Chile.

Pero en los últimos meses ha flotado un escollo, el de los falsos contratos de trabajo. Gente cercana me ha confirmado que la desesperación ha llevado a muchos venezolanos a incurrir en esa modalidad ilegal, que consiste en pagar a un gestor por un amañado certificado de trabajo, fijo o temporal, que luego serviría para burlar el sistema vigente en el país. Ante la proliferación de estos procedimientos ilegales, muchos de los cuales son detectados tanto por Migración y Extranjería como por la Policía de Investigaciones, las autoridades han iniciado una campaña para contrarrestar la migración ilegal.

Slider

 

El pasado jueves 9 de febrero Rodrigo Sandoval, jefe del Departamento de Extranjería y Migración, advirtió en el programa de televisión Es Noticia que transmite CNN Chile: “A quién presente un contrato falso, se le negará la visa”. Mencionó a dos nacionalidades como las más señaladas en la incursión de este tipo de delito, haitianos y venezolanos, aunque también hizo la salvedad de que tal conducta individual no puede ser generalizada ni asociada a país alguno.

– A veces sus formatos migratorios son más propensos a este tipo de abusos, dijo.

La oleada migratoria hacia Chile es bastante elevada. Lo que hemos constatado en las oficinas de la DEM en Santiago, ha sido corroborado por el jefe del Departamento:

– En los últimos tres años las residencias tramitadas han pasado de 3.000 a 8.000 a 23.000, dijo en el programa de TV.

RESPETAR LA LEY

F/ Fernando Peñalver

Jorge León, en el portal Venezolano en Chile, ha estado estudiando el caso. Allí se ofrece información sobre los requisitos y trámites necesarios para la obtención de visados.

-Estamos claros -dice- que la Ley que regula la migración en Chile tiene más de 40 años de edad y se ha quedado corta para los tiempos modernos, sin embargo, es la que está vigente y hay que respetarla. En ella se establecen claramente los procedimientos a seguir para que profesionales, no profesionales, jubilados, trabajadores independientes, inversionistas, diplomáticos, religiosos, menores de edad, etc., obtengan visas temporarias y laborales de residencia y puedan luego optar por la de permanencia definitiva.

Deja un comentario