Nueve venezolanos optan al Consejo de Migraciones de Münich

Cabezas de lista de Migranten in München: Teresita Oramas, Gladys Hernández y Jaime Roura.

Ingenieros, abogados, administradores, amas de casa y estudiantes venezolanos se presentan a elecciones para designar a los 40 miembros del Consejo de Migraciones de la ciudad de Münich, Alemania, los cuales ejercerán funciones durante 6 años en favor de la integración multicultural y la preservación y ampliación de los derechos que otorgan las leyes alemanas a los extranjeros residentes.

Las elecciones se realizarán el domingo 22 de enero. Se han presentado 24 listas, dos de las cuales están integradas por latinoamericanos y españoles. Pero la mayoría de las listas la integran originarios de Turquía, Polonia y Rusia y otros países del este europeo, que forman la mayoría de la inmigración en Alemania. La población extranjera alcanza, según datos de 2015, casi 15% de la población total (12 millones entre 81 millones de habitantes).

Los venezolanos forman parte de la lista número 20, denominada Migranten in München. En esa lista de 17 integrantes, nueve son venezolanos, incluyendo los tres primeros puestos.

La otra, que algunos consideran rival, es la número 9 (Casa Latinoamérica en Münich), la cual está conformada en su mayoría por colombianos (5), mexicanos (4) y peruanos (4).

Tienen derecho al voto todos los extranjeros mayores de 18 años, registrados en Múnich desde hace por lo menos seis meses o que tengan allí su lugar de trabajo. También podrán votar quienes  posean dos nacionalidades incluyendo la alemana, y aquellos que renunciaron a su nacionalidad de origen y hayan adquirido la alemana al menos desde enero de 2005.

Migranten in München es una lista formada por diferentes candidatos multi-culturales, que buscan formar parte del Consejo de Migrantes de Münich. “En Alemania somos todos iguales y somos vistos sencillamente como migrantes, sin que el país de dónde venimos marque una
diferencia”, dice Teresita Oramas de Singer, abogada venezolana que encabeza la lista número 20.

Sus objetivos son muy claros:

– Lograr que la información en las escuelas e instituciones públicas y sociales se realicen no
solamente en alemán, sino en otras lenguas, como el español, inglés, italiano, francés y
turco entre otras.

“Hemos comprobado que si la información llega y fluye sin problemas de comprensión lingüística, ello estimula la integración en Alemania rápidamente. Sólo cuando los padres y representantes de los niños desde un principio puedan entender bien la información de las escuelas, asegurarán a sus hijos el apoyo que requieren para tener éxito en sus estudios”, señala Teresita Oramas, quien cuenta en su haber dos maestrías en derecho alemán y derecho europeo y es presidenta de la asociación Venezuela en Baviera.
– Crear puntos de asesoría legal sobre el sistema social alemán y de salud en las diferentes lenguas.
– Obtención de una sede cultural en la ciudad para el numeroso grupo de migrantes de habla hispana, donde se ofrezca:
– Guarderías bilingües (español-alemán),
– Cursos de alemán para migrantes.
– Apoyo a mujeres y niños en situación de emergencia (psicológico, terapéutico, social).
– Cursos de deportes y bailes típicos de nuestras regiones como: Flamenco, Zumba, Capoeira, Tango, Tambores, etc.
– Cursos de computación en lengua materna.
– Orientación a la mujeres en situación de riesgo.
– Integración laboral y mejora de posibilidades de formación: Nivel de conocimientos, estudios, competencias y fortalezas.

¿Por qué son una buena opción?
“Porque sencillamente pensamos en el grupo de migrantes como un todo y no como una pequeña comunidad en la ciudad. Somos muchos y tenemos los mismos problemas y necesidades. Queremos y vamos a luchar por lograr objetivos. Se necesitan personas responsables que sean honestas y trabajen con un objetivo definido y común.
Venezolanos en la lista #20

Teresita Oramas de Singer, abogada; Jaime Roura Figueredo, ingeniero; Gladys Hernández Galindo, administradora; Moeller Bichler Mats, ingeniero; Mariesther Riestra Muradt, empleado; Roy Boetticher, estudiante; Willmer Torres Ruiz, ingeniero; Lina Lindo Netter, ama de casa; y Antonio Suels.

Deja un comentario