Venezolanos residentes en México arrimaron su hombro solidario

ALBERTO MORALES/ EL UNIVERSAL (México)
Sin perder tiempo, tras el terremoto del martes 19 decenas de venezolanos se sumaron al voluntariado colectivo que ayudó en labores de limpieza de escombros y en el acopio de alimentos y medicinas

 

Farída Acevedo se abre paso entre la multitud a bordo de un auto compacto que llega hasta la puerta del centro de acopio de la Cruz Roja de Polanco.

Se trata de un grupo de venezolanos radicados en nuestro país que ha venido a dar una muestra de apoyo a los damnificados de sismo de 7.1 grados de ayer martes. “Trajimos insumos médicos, gasas, algodón, catéteres para ayudar en el tema de la curación”, dice la mujer quien lleva una gorra con los colores amarillo, azul y rojo de su bandera, mientras que del automóvil dos nombres con la camiseta vinotinto bajan cajas y bolsas.

“México es un país solidario, y nosotros no hicimos más que aportar un granito por todo el amor que nos han dado”.

La señora Acevedo comenta que temblor fue una experiencia terrible porque ella y su familia viven en un edificio en Cuajimalpa y al momento que se movió la tierra los cristales de las ventanas comenzaron a sonar y las paredes se movían. “Gracias a Dios no pasó a mayores, logramos evacuar rápido”.

Acevedo asegura no le causa extrañeza ver que jóvenes, hombres y mujeres se han volcado a ayudar a los damnificados.

“México es un país solidario, solidario con nosotros, con los venezolanos y ha sido solidario con otros países y no era para menos que en esta situación tuviesen esa respuesta de solidaridad y nobleza que se ve en miles de personas. Nosotros solo veníamos a aportar un granito por todo el amor que nos han dado”.

Publicado en www.eluniversal.com.mx

Deja un comentario