Verdugo de Simonovis y Leopoldo López pide la nacionalidad italiana

El actual primer vicepresidente del Tribunal Supremo de Justicia, el abogado Maikel Moreno, está tramitando la nacionalidad italiana. En Roma, Lester Toledo, diputado a la legislatura zuliana que se encuentra en estado de exilio forzoso, ha advertido al parlamento, al senado y al ejecutivo italianos sobre la carrera de quien considera un “verdugo” de los derechos humanos en Venezuela y al que también le acredita delitos de corrupción y un tenebroso prontuario judicial en su país.

Verdugo de Simonovis y Leopoldo López
El diputado regional Lester Toledo ofrece rueda de prensa en Roma.

-La carrera de Moreno ha estado manchada de denuncias de corrupción, sentencias manipuladas, juicios amañados y violaciones al debido proceso de venezolanos tales como Iván Simonovis y Leopoldo López, solo por nombrar a algunas de las víctimas de este verdugo, dijo Toledo en rueda de prensa con medios internacionales en Roma.

Explicó que uno de los principios para que un país otorgue la nacionalidad a un ciudadano es que éste no posea antecedentes penales. Sin embargo en el caso de Maikel Moreno este requisito no se cumple. “Hombres como Moreno tienen que pagar en su tierra todo el mal que han hecho, por lo que he pedido el apoyo de las autoridades italianas para bloquear la posibilidad de la nacionalidad a este sujeto”, señaló Toledo, quien expresó además sus dudas sobre las verdaderas intenciones de Moreno al solicitar tal beneficio en la actual coyuntura venezolana.

Toledo detalló a los periodistas algunos aspectos del expediente policial de Maikel Moreno, el cual, según indicó, inició en 1987, cuando se desempeñaba como funcionario de la DISIP, actual SEBIN (policía política). En ese entonces fue acusado y sentenciado por ser responsable de un homicidio en Ciudad Bolívar, al sur de Venezuela. En 1989, salió en libertad, retornó a la policía política, y nuevamente su nombre aparece implicado en otro hecho de sangre, el asesinato de Rubén Gil Márquez, suceso registrado en Caracas.

“Como juez, fue quien privó de libertad al jefe de seguridad ciudadana de la Alcaldía Mayor (Caracas) Iván Simonovis por su presunta participación en los sucesos de abril de 2002, que culminaron con el breve derrocamiento del finado expresidente Hugo Chávez. En ese entonces fue acusado por la defensa de Simonovis de forjar actas y documentos procesales”. El criminalista fue condenado a 30 años de prisión.

En 2007 Moreno fue destituido como juez al descubrirse que había recibido sobornos para liberar a los acusados de asesinato de una abogada venezolana.

-Llama la atención -subrayó Lester Toledo- que esta destitución fuese premiada por el entonces canciller Nicolás Maduro, al designarlo como funcionario diplomático en la embajada de Venezuela en Italia.

“Como presidente de la Sala de Casación Penal del TSJ, Moreno terminó de sumarse a la larga lista de violadores de derechos humanos al ratificar la sentencia de Leopoldo López quien debe cumplir una condena de 13 años, 9 meses y 7 días de prisión en la cárcel militar de Ramo Verde, en un proceso totalmente amañado que trascenderá como el exabrupto más grande de la historia judicial de Venezuela”.

Deja un comentario