Hasta votar se hace cuesta arriba

Hasta votar se hace cuesta arriba

 

SEBASTIÁN DE LA NUEZ –
Es cierto, todo es cuesta arriba en Venezuela para reencontrar el camino de la democracia, pero el llamado al voto en las municipales es inequívoco. José Domingo Mujica, director de la red de observadores de la asociación Asamblea de Educación, es entrevistado aquí. Desde hace al menos dos años, los entes gubernamentales (el CNE, en primer lugar) no han querido reunirse con el Observatorio Electoral Venezolano. El Gobierno quiere, ahora, repetir los abusos que ya puso en práctica con las elecciones de gobernadores

 

Es verdad, la situación es difícil y la directiva de la MUD no asumió como debería haberlo hecho, con una contundente explicación sobre el llamado a la abstención, luego de la derrota en los comicios de gobernadores.

Pero la lucha continúa ahora en cada Alcaldía. José Domingo Mujica, un venezolano pedagogo, preocupado por la deriva dictatorial del país, no se desanima:

—El voto es instrumento de lucha central, pero desde luego hay un gran debilitamiento —dice para Actualy vía Wassap—. Es probable que haya una gran abstención otra vez. Hay un fraccionamiento de las candidaturas de la oposición, salvo muy contadas excepciones. Por otra parte, el CNE no ha echado para atrás las medidas que tomó para las elecciones anteriores, entre ellas la concentración de votantes en sitios muy incómodos, ese tipo de cosas que puso en práctica… Tibisay Lucena apenas asomó que iban a revisar eso pero no ha habido más anuncios precisos. Y el abuso continúa: una cadena oficial se usó para presentar candidatos del oficialismo. Aunque eso lo han hecho desde Chávez… Y luego la disparidad en la campaña, el uso de los recursos públicos…

Se le pregunta a Mujica sobre la relación, dentro del clima político, entre el diálogo en República Dominicana y las elecciones municipales, y afirma, en primer lugar, que ha habido escasa repercusión pública de ese diálogo; pero el Gobierno trata de utilizarlo como un instrumento de desprestigio de la MUD. Ha llamado a Miraflores para continuar hablando allí, da a entender que hay conversaciones secretas. El diálogo se está utilizando como una manera de hacer ver que la actitud de la dirección opositora es de entrega al Gobierno. Eso es lo único que se siente.

Mujica cree que la decisión de algunos partidos importantes de participar en las municipales, se traduce en apatía: poca gente movilizada. Parece que eso va a ser lo predominante. Regadas por el país quizás se saquen unas cincuenta alcaldías, pero habrá una división considerable. El aparato de protección del voto, por esa misma división, será también muy débil, habrá muchos sitios donde no haya quien defienda el voto opositor.

Antes, el CNE le extendía a estas asociaciones que velan por el voto invitación a que jugasen el rol de “observador nacional”; pero ya no lo hace. La observación internacional también está muy mermada pues la figura que introdujo el Gobierno, la del “acompañante”, era con la condición de hacer llegar su opinión, su visión o criterio exclusivamente al CNE y, si este accedía, entonces sí hacer público el comentario u observación. Eso ha quedado, incluso, en merma, pues antes venían representaciones como las de Unasur y OEA, pero ahora hay una sola que se llama “Expertos electorales”, un grupo de exfuncionarios electorales de varios países que, en realidad, no tienen ninguna representatividad.

EL SECRETO DEL VOTO Y OTROS ASUNTOS

Sobre el secreto del voto no ha habido manera de que el CNE haga lo que es su deber, esto es, asegurarle al país de que el voto es secreto. La duda es una forma de manipulación. El CNE debe declarar abierta y públicamente que el voto es secreto. Sistemáticamente ha esquivado esta campaña.

Lo otro es el cronograma electoral. Hoy, más que nunca, es un verdadero desastre. Han hecho cosas realmente ilegales (las rectoras) porque, por ejemplo, no puedes poner en marcha ninguna actividad antes de que el cronograma respectivo esté aprobado. Ellos (o mejor dicho, ellas) se permiten hacer tareas principalísimas antes de poner en marcha el cronograma, como la inscripción de candidatos, una violación abierta del mandato electoral, y esta es la segunda vez que lo están haciendo.

Otro punto importante para los defensores del voto congregados en Asamblea de Educación-OEV: el rol de la inconstitucional ANC, con mayor poder del que en tiempos pretéritos gozaban los reyes absolutos. No hay frenos. Un poder abiertamente dictatorial, por encima de cualquier poder nacional. Esa juramentación que exigen a quienes resulten electos se convierte en una manera de desconocer la voluntad popular, mandato superior que la Constitución da al pueblo. Dice Mujica:

—Ya desconocieron al gobernador del Zulia. Me parece que ahí ha faltado una presencia del liderazgo opositor más firme. Hay que hacer un discurso público que aplaste ese chantaje, ese sistema abusivo.

¿CÓMO VE A LA MUD?

Mujica admite que sí, que la Mesa de la Unidad Democrática ha visto mermado el entusiasmo a su alrededor.

—Creo que eso se produjo no tanto por el resultado electoral de las elecciones de gobernadores sino porque no dieron la cara tras ese resultado; no hubo reacción. Ese resultado era, al menos, muy explicable: la línea de acción que la MUD tomó se puede resumir como que se contaba con los votantes a favor que se habían mostrado en la elección de la Asamblea Nacional en 2015. Contando con eso, podía sobreponerse a cualquier ventajismo. Para que eso se verificase, la participación debía ser masiva.

No fue así. Aquella no era una tesis descabellada, así lo demostraron los propios resultados, pues, si no hubiese sido por la abstención, las cosas habrían sido distintas. Los cambios de última hora más los abusos se los aplicó el CNE de una manera brutal a Táchira y Mérida, y sin embargo la gente se dispuso a votar, pasó por encima y ganó la elección. Pero en el centro del país prendió mucho el llamado de un sector de la oposición a favor de la abstención.

—Eso debió explicarse. Si alguien se hubiese aparecido para decir eso, otro gallo hubiera cantadao.

No ocurrió así, y ahora la dirección de la MUD no ha sido nítida. Hizo una declaración pública de no participación; sin embargo, apoya por debajo de cuerda a algunos candidatos.

—Esa actitud no entusiasma —asegura Mujica.

A pesar de todo, cuesta arriba, estas asociaciones venezolanas luchan denodadamente para que la gente acuda a votar y le haga ver al Gobierno su vocación democrática. El Gobierno tendrá que entender, y ojalá que lo haga antes de que sea demasiado tarde.

Sebastián de la Nuez, periodista hispano-venezolano. Escribe desde Madrid, España.

 

Deja un comentario