El poeta Cruz Salmerón Acosta en la jungla fílmica de Nueva York

0
2
El poeta Cruz Salmerón Acosta en la jungla fílmica de Nueva York

El corto Blue, de dos minutos y 42 segundos, inspirado en el soneto Azul del poeta venezolano Cruz Salmerón Acosta, fue presentado en la XXVII edición de los Communicator Awards, patrocinados por la Academia de Artes Visuales e Interactivas con sede en Nueva York, los cuales fueron anunciados el pasado 4 de mayo.

Según los organizadores, este año compitieron unas 6.000 producciones.

Estos galardones anuales están divididos en dos grandes renglones, uno mayor y otro menor: Premio a la Excelencia y Premio a la Distinción. Cada renglón recoge siete categorías, según la especialidad de las producciones presentadas.

Son centenares las posibilidades de premiación. Cada categoría está dividida en subcategorías.

En la categoría de video, por ejemplo, existen cinco subcategorías: entretenimiento patrocinado, comerciales, film/video/televisión, video en línea, exteriores/ambiente.

En la subcategoría Film/video se encuentran unas 30 subsubcategorías. Una de ellas se corresponde con “Entretenimiento”.

El Premio a la Excelencia en Film/video-entretenimiento fue otorgado a una producción de la Orquesta Filarmónica de Buffalo (New York).

El Premio a la Distinción, en este segmento, le fue entregado a siete producciones, entre las cuales se encuentra el cortometraje Azul.

A ninguna de ellas se le otorgó el título de “Best Film Movie Entertainment”.

Antonio EspejoSIN EMBARGO

Blue es una producción de Ciudad Gótica Films, que dirige el periodista y realizador venezolano Antonio Espejo, radicado en Nueva York desde 2014.

Espejo, quien narra el soneto de Cruz Salmerón Acosta en el video, ha dicho en su cuenta en Facebook:

“Muy honrado y agradecido luego de que “Azul”, un corto que produje inspirado en el soneto del gran poeta venezolano Cruz María Salmerón Acosta, ha sido reconocido por la Academia de Artes Visuales de Estados Unidos como Best Film Movie Entertainment en su 27 edición. Mi alegría se ha bañado otra vez con la sal de Manicuare, Venezuela. Este es un premio que trasciende mi propia creación artística para convertirse en un gran reconocimiento a un país, mi país lejano, al autor original de este soneto en la inmortalidad, y por supuesto, a Conchita Bruzual, su eterna enamorada, a quien “el poeta del martirio” enfermo de lepra, dedicó originalmente su texto”.

De todos modos es un logro.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.