Pianista Gabriela Montero obtiene Premio Beethoven

ELIZABETH ARAUJO –
La concertista venezolana, cuyo arte musical no ha sido impedimento para denunciar la represión política de su país, ha sido reconocida con el IV Premio Internacional Beethoven para los Derechos Humanos, la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión, y se convierte en la primera mujer en obtener este mérito

Aplaudida una y otra vez en París, Viena, Nueva York, Berlín, Praga, Madrid y Roma, entre otras capitales donde los grandes críticos musicales la califican como una artista prodigiosa, Gabriela Montero ha dicho para explicar por qué se hace acompañar de la bandera de su país en sus conciertos que “el silencio no es una opción”. Es sin dudas por esa preocupación inocultable ante la situación política que atraviesa Venezuela como la pianista Gabriela Montero acaba de recibir el Premio Beethoven 2018, al tomar en cuenta el compromiso social de un artista más allá de la sala de conciertos.

“Estoy muy agradecida por este prestigioso premio, aunque sólo sea porque ofrecerá una oportunidad más para dar voz a los millones de venezolanos que sufren las más graves consecuencias imaginables a manos de una autocracia narco-mafiosa”, responde Gabriela Montero al subrayar que “no elegí esta lucha y nunca la quise, como millones de venezolanos no eligieron ser desplazados, asesinados, encarcelados arbitrariamente, tener hambre, ser privados de medicamentos, empobrecidos, subyugados y deshumanizados”.

El Premio Beethoven es un reconocimiento al activismo político de personalidades que no miran a un lado y se privan de denunciar las situaciones de injusticia política y social que sufren familias que, como es el caso de Venezuela, “sufren el castigo de un gobierno inepto y corrupto que ha arruinado a un país que exhibía al menos cierta estabilidad política y económica”.

En efecto, la pianista venezolana ha denunciado la situación política en Venezuela y ha emprendido campañas de recaudación de fondos para ayudar a los músicos de su país. Gracias a este activismo y a su posición sin ambages que Montero ha sido galardonada con el IV Premio Internacional Beethoven para los Derechos Humanos, la Paz, la Libertad, la Reducción de la Pobreza y la Inclusión.

Según informó la Beethoven Academy en Bonn, el premio se otorga a Gabriela Montero por su activismo social y político. Sus declaraciones públicas, claras y de gran trascendencia, la han convertido en una importante defensora de los ciudadanos de su país de nacimiento, Venezuela. “Si algo es tan importante para ti, si ves tanto sufrimiento humano, si te toca tan de cerca, hace que te vuelvas una guerrera. Te hace levantarte y decir: eso no está bien”.

Montero, de 48 años y madre de dos hijas, es una de las pianistas más exitosas de su generación y es conocida como solista de conciertos clásicos, así como por sus improvisaciones. Sin embargo, también se ve a sí misma como una activista crítica de los abusos en Venezuela. Debido a su compromiso con los derechos humanos fue nombrada Cónsul Honoraria de Amnistía Internacional. A quienes cuestionan su activismo político y le piden que se limite, como músico, a tocar el piano Gabriela Montero les responde “De ninguna manera. Yo soy un ser humano. Y de lo que estoy hablando es de asuntos humanos y, por lo tanto, son importantes para mí. Deben ser importantes para todos”.

Montero se erige como la primera mujer que gana el Premio Beethoven, valorado en 10.000 euros y que se otorgará por cuarta vez este año. Los primeros ganadores fueron el pianista sirio-palestino Aeham Ahmad, que tocó el piano en las ruinas de Damasco; el pianista turco y activista de derechos humanos Fazil Say y el músico de Colonia Wolfgang Niedecken. El premio se entregará el 4 de diciembre en el Bundeskunsthalle de Bonn. En el marco de la ceremonia se realizará un concierto benéfico en el que actuarán músicos reconocidos por su talento y su sensibilidad humana.

Elizabeth Araujo, periodista venezolana. Reside en Barcelona, España

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.